domingo, 30 de enero de 2011

dulce y suave. cap.72

Apenas si salía el sol cuando llegue a mi habitación, sentía que moría de sueño habíamos estado en bares, cuando note que sobre mi cama había un vestido, el mismo que me había gustado en la pasarela, tenía unas flores encima de él y una nota “espero te quede amor, un taxi nos espera a las 7 duerme bien” solté una carcajada, el había tenido la misma idea yo le había comprado el traje que a él le había gusto. Marque a la habitación de esteban…


-¿gala?

-es hermoso, justo me lo estoy midiendo-

-Jajaja, yo igual, te veo en la tarde, te duermes ok porque tal vez te canses.

-ok amor-. Era increíble cómo me quedaba el vestido como si fuera hecho para mi, sentía algo en mi estomago, como mariposas como si mi cuerpo fuese lo único que me evitara volar, moría de nervios, tuve que tomar una pastilla para poder dormí.



Apenas si siento las piernas tengo un hormigueo en mis pies yo creo que de tanto estar bailando apenas si me empieza entrar sueño cuando tocan la puerta

-Leah soy Bass abre

-ya voy-. Batalle horrores en pararme, mi pelo apestaba.

-uh que finta tienes.

-¿fuiste a la habitación de marjorie?

-sí pero creo que estaba con un hombre por qué no abrió

-estás loco

-algo apesta aquí

-soy yo, déjame.

-Jajaja

-tengo algo que decirte, ¿sabes que marjorie tiene una hermanastra?

-¿la hija de la novia de enrique? Su eso lo sé nuestras familias son muy amigas, ¿Qué hay con ellas?

-la vez pasada que vinimos, una tal lola ósea la hija de esta tipa, nos envió unos mensajes a nuestros celulares Bass, créeme no eran nada agradables y ayer en el fashion week la vi saludar a Ana, ella nos tuvo que seguir toda la noche para tomar las fotos.

-que loca, pero pues igual aparte Ana en ese momento ni los hacía en el mundo.

-si lo sé, pero igual es raro, no sospecho de Ana, para nada pero si de lola-. Eso era mentira ahora ni el hola le creía a Ana.

-¿me enseñas la foto que te mando?




-ok-. Busque en mi móvil el mensaje que había guardado, eran dos fotos una mía dormida en pleno antro y otro caminando por la calle en ropa interior debajo de esta ultima decía “¿la pequeña actriz dará el ancho para el papel de ruda? Suerte en la caída Leah!”

-vaya, que hacías desnuda en la calle, ¿Por qué lo conservas?

-es larga historia, y cada que lo veo recuerdo no carme de tan alto no quiero que esa perra ría y me deberían dar un óscar por aguantar a Santiago.

-Jajaja tonta-. El celular sonó, y en cuanto conteste empecé a caminar por toda la habitación apenas colige me lance a Bass gritando

-¡Me lo dieron, me lo dieron! Tengo el papel imbécil

-de poca madre Leah- dijo Bass mientras reíamos claro antes de poner su cara seria-, ¿le has dicho a tu padre y a Santiago?

-no pero seguro que Santiago me apoyara.






Apenas me desperté y me puse el vestido, me pinte y peine, tenía algunas joyas que había traído conmigo, el teléfono del cuarto sonó, era la recepcionista mi carro había llegado.

Esteban estaba en la calle esperándome con su traje, lucia tan… limpio, apenas me vio sonrió y se acerco a sin dudar me planto un beso, dejándome respirar su aliento a menta y cigarro que me era tan familiar, mire un carro con chofer en la entrada.

-Jajaja, no tenías que ser tan formal.

-¿Por qué?-. Apenas dijo esto otra mujer subió al carro y este arranco dejando pasar un taxi.

-no por nada, ¿vamos?

-vamos-. Abrió la puerta del taxi dejándome entrar primero y después el.

Cuando llegamos al lugar me di cuenta de que no era la cita que esperaba o tal vez si lo era y por eso me molestaba tanto, porque era la cita digna de Gala, cena en un lugar caro lo que todo chico hacia por mi cuando invitaban a salir.

La entrada estaba bien iluminada, tenia candelabros largos color dorado que dejaban una luz color ámbar, había flores en todas partes y meseros que parecían pingüinitos, escoltados hasta la mesa, alguna vez marjorie dijo que odiaba que hicieran eso, es como cuando te escolta la poli o tus padres te intimidan, para que lleves su ritmo.

-¿desean ordenar algo?

-sí, pollo el que sepa mejor y una botella de vino-.dijo esteban dejando la carta en la mesa.

-yo quiero langosta a la mantequilla y no traiga la botella solo una copa de vino y otra de agua.

-¿te gusta el lugar?

-es bonito, ¿Por qué me trajiste aquí?

-por que tengo hambre y es un lugar rico y bonito y no se

-¿es porque crees que es un lugar para mí?

-no, no es eso este restaurant no merece ni que hables de él y no busques una pelea quiero que sea algo especial es nuestra primera cita.

-si perdona…

-¿te quieres ir?

-¿sin cenar? De acuerdo vámonos-. Dije dándole un beso a esteban, El pingüinito solo nos miro con el entrecejo fruncido justo cuando salimos una gota cayó sobre una de mis pestañas-, creo que va llover esteban
-entonces caminemos amor-.esteban corrió hacia un túnel que era una estación del metro claro toda la gente nos miraba extraño demasiado formales para andar en metro.

-¿iremos en metro?

-tú querías ver una cita a mi estilo ¿no?

-en Culiacán no hay metro

-pero si viviera aquí lo usaría


-¿y a dónde iremos?

-ya verás gala-. Esteban tenía una sonrisa segura el tenia algo preparado para mi, y para mi suerte el metro no estaba tan lleno pero no había lugar donde sentarse así que me pegue a Esteban que me agarro de las caderas y puso mi mano en la agarradera junto con la suya, sentía el rose de su cuerpo era agradable sentir su saco tocando mi espalda, no sé si él sentía mi espalda tocándolo peor a me parecía tan sensual que mi mente por un segundo divago.

Bajamos en otra estación que para mi lucia igual ,el si sabia donde estábamos por qué no pensó ni dos minutos en elegir el camino a seguir, fuera del subterráneo no había ni rastros de gota.

-creo que no llovió.

-que bueno porque eso arruinaría mi cita, iremos a un lugar genial, conocía este tipo en el ultimo bar está loco le he contado sobre el vestido, bueno el me ayudo con esta cita así que…vamos-. Puso su mano en mi cintura amaba que hiciera eso, caminamos un poco mas antes de tomar un taxi que nos dejo frente a una casa bueno una mansión, parecía un castillo alguien esperaba en la puerta un pingüinito, saludo a esteban y después nos guio al jardín, los arboles tenían candelabros colgando no sabía dónde estaba ni que onda.
-¿Quién pone candelabros en sus árboles?-.pregunte apenas si me pudo escuchar esteban

-aquí es señor- el pingüino le dio una llave la llave de la puerta que estaba frente a mí, y un pañuelo, del mismo color que mi vestido.

-gracias, amor voltéate

-¿Cómo?

-te vendare para que no veas…


De un momento a otro solo estaba obscuro ya no había luz de candelabros, di unos pasitos con esteban sosteniendo mi mano, apenas entre escuche como si hubiera aviones dentro de la habitación, podía oír algunas turbinas, o alas no sé el ruido era alto.
-ven acuéstate aquí-.dijo esteban guiándome al suelo donde había algo suave, donde me acosté, sentí su brazo rosando el mío-, quítate el pañuelo.

El techo del lugar era alto tenia enredaderas que caían hacia donde estábamos nosotros, había florecitas rojas de esas pequeñitas que apenas si tiene 4 hojas, y no había ningún avión ni turbina, eran colibríes, muchos, el sonido era hermoso era como estar volando y producían cierto aire, apenas se podían ver dentro no había luz solo la que entraba por una ventana y era la luz de los candelabros…

-es perfecto…- bese a Esteban y nos quedamos ahí viendo aquellos pequeños pájaros producir un sonido….no importaba nada todo se borro, nadie se podía imaginar lo que pasaba por mi cabeza en aquella habitación ni siquiera yo sabía, volteé a verlo ahí con su perfil perfecto con su nariz respingada lo suficiente como para darme ganas de besarla, mi mano sin pensarlo fue a parar a su mejilla tocándola suavemente, sentir su piel helada me hacía ver que el si estaba ahí que todo lo que había pasado por mi mente era real.
-creo que debemos irnos solo podríamos estar aquí un momento…- se paro y levanto los brazos como si pudiera tocar alguno de esos pajaritos, ahí había una escalera corta subió hasta el segundo escalón y consiguió atrapar uno, verde con el pecho color rosado.

-es hermoso-.toque un poco su cabecita verde.

-a que si, son los pájaros más pequeños de todos y aletean muy rápido por eso hacen ese ruido, ¿nos vamos?-.dijo soltando el colibrí no dije nada solo me pare y lo seguí las luces de los candelabros iluminaba menos y el cielo ya estaba muy oscuro, pero aun nada de lluvia, conseguimos un taxi rápido, tome su nado todo el camino.

-creo que no llovió, a la mejor era algún miado de pájaro-

-Jajaja, no no creo-. Unas tres cuadras antes de llegar al hotel y lo sé porque está cerca Samborns empezó a llover, fuerte se oían las jotas en el techo del taxi…

-claro Esteban era pipi de pájaro.

-te quedas arriba yo entrare al hotel por un paraguas-.dijo esteban bajando del taxi pero apenas se mojo había un pingüinito fuera con un paraguas, yo no le hice caso Salí del taxi sintiendo como mi pelo se mojaba.

-tengo que aceptar que con esto la cita es un diez.

-te estás mojando anda ven-.dijo esteban que estaba seco bajo el techito de la entrada del hotel

-en las películas siempre hay un beso bajo la lluvia.

-¿entonces tendré que besarte?

-podrías hacerlo antes de que muera congelada.

Esteban corrió mojándose hasta donde estaba a mitad de banqueta, me miro lo que pareció eterno, sus labios eran delgados tan finos, se sentían mojados, apretó sus manos contra mi cintura mojada, que provoco un escalofríos

Cuando entramos al ascensor el olvido todo empezó a besarme, sabía que sucedería alfan todo el día lo supe pero lo negué aun besándome así no me lo creo, salimos del ascensor a tropiezos y entramos en mi habitación que estaba un piso más arriba que la de él.

Podía sentir su boca por todo mi cuerpo y con sus manos quitándome el vestido lentamente, yo temblaba pero lo amaba y estoy segura que el a mí, se siente por la forma como me toca, como si me fuese a doler como si cada yema de su dedo fuera a quemar mi piel, sus labios eran suaves con mi piel…



Gala estaba bajo mi cuerpo sonriendo y tocando mi pelo, tenía la mejor sonrisa de todas podría estar aquí años, esa noche había sido única, esa noche la había amado como dijo uno de mis escritores favoritos esa noche yo “La amé contra la razón, contra las promesas, contra la paz, contra la esperanza, contra la felicidad, contra todo el desánimo que podía existir”, simplemente la ame.

 
 
 
 
 
 
 




cancion de capitulo sweet and low-agustana.

lunes, 24 de enero de 2011

Glamuroso, Brillante y Escandaloso(alli donde soliamos gritar). cap. 71 segunda parte

Salí del lugar lo más rápido que pude, subí al primer taxi que me paso por enfrente….


Apenas si logre ver que “Sofía” subió a un taxi, en lo que llego mi carro se me perdió un poco de vista, al siguiente semáforo la alcance, mientras mi celular sonaba, era lola había olvidado que estaba conmigo en el antro al parecer tendrá que volver en taxi a casa…

Entre al hotel casi corriendo, subí por el ascensor, la musiquita que te ponen ahí simplemente me desespera, piso uno…piso dos…piso cinco…piso seis…piso siete, el elevador se abrió, entre en la habitación rápido, abrí el refrigerador y tome una botellita de alcohol Vodka…la puerta sonó…cuando mire por la mirilla de la puerta casi grito no sé si de emoción o de nervios o de coraje era David, me coloque bien la peluca y me fije que al verme al espejo del pasillo no pareciera yo…¿Qué quería?, agarre los post it del hotel y escribí “¿Quién eres?”
-Soy David, traigo un mensaje de gala.
Abrí la puerta de golpe, tratando de no mirarlo a los ojos.

-¿puedo pasar?-. Yo solo moví la cabeza arriba, abajo; fue solo un segundo el que tarde en reaccionar cuando ya lo tenía sobre mí, besándome, alcance el apagador de luz y se oscureció todo, el empezó a besarme y yo también, no me importaba mucho si se enteraba que era yo, por algo vino hasta aquí….se tiro en la cama y por un instante me miro, y me siguió besando…

-¿eres tu verdad?-apenas dijo esto me separe del un poco, me entrecejo se frunció y él se paró de la cama…-, deberías ser actriz.
-¿Qué haces aquí entonces?
-¡no sé, no sé!
-si vienes a humillarme y hacerme sentir mal, ¡LARGATE!-.dije abriendo la puerta del cuarto dandole la camina en la mano.
-si eso are, no te queda ser rubia.
-¡JODETE!
En cuanto salió volví a mirar por la mirilla oí como golpeo la pared un poco mientras recargaba su brazo en ella y se peinaba el pelo, me hubiera encantado pasar la noche con él.
Apenas si se fue me quite la peluca rubia y me puse la rosada, le subí a la música y me prendí un cigarro y forme algunas líneas de polvo blanco sobre una charola de comida…perdí la noción del tiempo cuando volví en mi ya era de mañana, de nuevo la puerta sonó o tal vez llevaba tiempo sonando…
-¿¡Marjorie estás ahí!? ¡Marjorie! ¡Soy Bass abre!-. Me acerque sin hacer ruido a la puerta para mirar si era Bass y si ahí estaba parado del otro lado de la puerta.
-¡puedo oír tu respiración del otro lado de la puerta! Ok, no me abras pero llama a Isabel porque está preocupada, Leah te está buscando también.- no abrí la puerta, me quite la peluca y me quede frente a la  ventana viendo los carros pasar…









 cancion; alli donde soliamos gritar-love of lesbian



Glamuroso, brillante y escandaloso cap.71 primera parte.

Un Fashion Week, Glamuroso, brillante y claro escandaloso.

Todas las modelos corrían de un lado a otro los maquillistas reían con el ultimo chisme, los que montaban a las modelos en pasarela daban de gritos Gala se veía tan fuera de sí, estaba sosteniendo la mano de Esteban y dando órdenes, todas llevábamos un pase V.I.P para poder entrar y Salí a nuestro gusto, apenas si empezó la pasarela nos sentamos enfrente…

-Mis vestidos se verían hermosos ahí arriba

-jejeje, claro Isabel

-por lo menos saldrán en las revistas cuando publiquen las fotos.

-eso sí.

-imaginas que la madre de Gala te contrate.

-no Isabel tiene que hacerlo sola.

-si tiene razón, como Bass que ha hecho todo él solo.

-hablando de él, hoy va a tocar en el Hard rock

-¿hablas enserio Leah?

-si, tal vez olvido invitarlas.

-Jajaja, a mi ni me mires ni loco me invita…-las modelos empezaron a salir, zapatos, vestidos, faldas, pantalones, blusas, sombreros, lentes todo lo último en moda, Leah también se paro.

-vengo voy al tocador.

El Baño está lleno, y la verdad ya de estar ahí parada se me fueron las ganas, cuando me asomo al recinto donde están las cámaras y todo el desmadre, veo Ana, sola esperando seguramente a Bass pero en vez de él llego una chica, se saludaron y dieron un abrazo, se gritaron un poco y después cuando Bass se acerco la chica se fue salió huyendo casi antes de que Bass le viera el polvo… ¿Quién era la chica con Ana? Salí a encontrarme con Bass, que supiera que estábamos ahí.

-Hola Bass

-hola Leah, no pensé que vinieran

-si estamos en la pasarela de la mama de Gala, todas menos marjorie

-¿ella no vino?-.pregunto Ana, ni siquiera sé porque mentí pero no tenía ganas de que supieran que estaba ahí y que luego Ana hiciera algo para arruinar el viaje.

-no, no vino esta en Londres con su madre.

-que bueno-.dijo Bass

-me voy, me encanto el vestido de tu amiga Ana, el lila con flores-.la cara de Ana se desfiguro, cambio por completo...

-¿Qué amiga Ana?-. Bass se quedo pidiendo explicaciones mientras yo tejía mi red en la cabeza, tenía que averiguar quién era, mientras más supiéramos de Ana mejor.



El desfile termino, moríamos de hambre, todas así que salimos del recinto con muchas ganas de comer lo que fuera más Gala.

-vamos a comer por favor.

-vamos al islas cíes- apenas si caminamos un poco, empezaron a tomarnos fotos, era un gran chisme que la señora Giraldo, no estuviera en su propio desfile, su marca de ropa reconocida como elegante, simple, y sin embargo glamurosa, a gala le hacían todo tipo de preguntas algunas fuera de contexto cuando esto pasaba ella solo sonreirá y créanme sonrió como diez veces.

-¿gala?!GALA! ¡Gala!-gritaban todos…-, ¿Quién hiso tu vestido? ¿Tu madre?

-no los vestidos que traemos todas nosotras son de Isabel espiándola.

Todas posamos obviamente y a tomar fotos, el profesor, bueno esteban estaba al margen, de ninguna manera podía salir en alguna fotografía con nosotras.

Apenas si cruzamos la calle, mire a lola con un abrigo de leopardo y sus lentes redondos, sentí como me miraba pero era claro que no supo que era yo digo rubia, con lentes y un vestido hermoso no, no soy yo, pero claro reconoció a Marian, pía e Isabel, y Leah, miro dos veces a Gala para cerciorarse de que no fuera alguien conocido alguien como marjorie.

-Isabel esa es la tipa de la vez pasada.

-cállate, y no digas el nombre de la rubia-.dijo Pía a Marian muy despacio, mientras todas nos apurábamos a subir al taxi y otras al carro que había rentado Gala-.apenas subí al carro mire por el retrovisor a lola mirando hacia donde estaba el carro y el taxi y vaya sorpresa, con ella estaba David.
Llegando al restaurant nos sentamos, esteban sonreía al vernos tantas niñitas y el por mucho más grande que nosotras.

-¿vieron a lola?

-si, está en el fashion week y viene con David.

-yo vi a esa chava dentro saludando a Ana

-¿Qué? Eso quiere decir que se conocen

-no sé, cuando le pregunte a Ana ella no dijo nada.

-algo anda mal aquí no creen

-¿Quién es ella?-.pregunto Leah.

-es mí, como decirlo mi dolor de cabeza, hija de Adriana la novia de mi padre.

-¿Por qué conoce a Ana? Es demasiado curioso no-

-Complot-dijo esteban mientras todas quedábamos en silencio-, pasa en la política porque no entre familia.

-estás loco amor-





Regresamos al fashion week después de dos horas, primero entramos a una pasarela de zapatos vivienne westwood por supuesto Isabel y yo salimos con media pasarela comprada y para que esteban no se aburriera tanto entramos a una pasarela mixta ósea ropa de mujer y hombre, era muy al estilo chanel pero un poco más serio, y para mejorar el Fashion Week del otro lado de la pasarela esta Jeff, mi querida Ana y Bass que se compro el forro de una guitarra, piel blanca acolchonada y de lado derecho de Bass estaba David, lola y una amiga de lola, mas de una vez me tope con la mirada de David, lo bueno es que mi paranoia y lo divertido que resultaba disfrazarme, le dio la idea a Gala de ponerme pupilentes así que era una rubia con ojos verdes.

-me gusta ese traje negro.

-¿el ultimo que salió profe?

-¡Isabel!-.protesto Gala.

-Jajaja, esteban.

-si el ultimo Isabel-

-yo puedo hacerte uno igual.

-me encanto este que hiciste para mí me quedo perfecto

-si bueno mi novio es mas o menos de su talla.

-a mí me gusta el vestido color piel que viene saliendo-.dijo gala señalando el vestido color beige, con una espalda baja, muy baja con muchos detalles de piedras, era hermoso.

-te verías perfecta en el.

El último modelo en salir le guiño el ojo a Marian, así que en cuanto termino el desfile esta le pidió a Gala que fueran tras vestidores, así que fuimos todas, obviamente terminamos en una limo, tomando y celebrando quien sabe que, yo ya no volví a ver a David ni a lola ni a Bass, para mi poca suerte terminamos en el Hard rock, entramos y ni siquiera mire donde quedo Marian y Pía ni Isabel…cuando subió la banda que tocaría me di cuenta de que era Bass.



No estuvimos ahí más que un rato el rato que duro, Bass tocando dos canciones y después nos marchamos con los modelos a un antro ya era mas noche, al parecer todos los modelos pensaron en ir a ese antro, nos fuimos a una mesa y a tomar….


-se siente raro no tener a los tipo aquí a lado.

-Jajaja, somos solteras se dan cuenta, bueno excepto tu gala

-no importa yo tengo a mi esteban-.dijo gala besando a esteban.

-¡salud!

-¡Salud!!

Nos pusimos a bailar, mientras esteban estaba en la barra a él no le gustaba tanto bailar…nos subimos a uno de los escenarios y empezamos a bailar con un par de modelos todos nos miraban obvio nos encantaba esa atención…

Me encantaba como lucia Gala bailando, bueno me gustaba como fuera, se llevara una gran sorpresa cuando vea lo que le he comprado…

-oye tienes un encendedor que me prestes-.dijo un hombre sentándose a un lado de mi en la barra-

-claro, vienes del fashion week

-si, acompañe a un amiga, un whiskey por favor.

-no fue tan aburrido como pensaba-

-¿tu vienes solo? ¿No eres de aquí verdad? Lo digo por tu acento

-vengo con mi novia-señale a gala y amigas bailando-, y no soy de aquí soy de Culiacán

-o vaya, Culiacán tengo una conocida ahí, se ven pequeñas como para ser alguna tu novia

-el dilema de mi vida, gala es mi alumna-.no sé porque lo dije pero él me inspiraba confianza o tal vez eran los tres tragos que ya llevaba

-a mí también me gusta una mujer menor que yo, soy David- extendió su mano

-Esteban, mucho gusto.

-¿cual es tu novia?

-la de vestido negro




Apenas si mire la barra y note que esteban platicaba con alguien más…

-¡GALA!!

-¿Qué paso amiga?

-Esteban esta platicando con MI David.

-¿Qué?

-ve, no quiero que sepa que estoy acá, espera toma-dije mientras le daba el anillo de ala que siempre llebaba conmigo-, guardalo o pontelo no tengo donde guardarlo.

Gala dejo de bailar y camino entre la gente a empujones.

-miras mucho a la rubia, se llama Leah.-.dijo esteban
-¿Quién la de vestido color piel?

-a no yo pensé que mirabas a la de vestido rojo.

-no, la otra tiene un no sé que me gusto

-Jajaja, si quieres te la presento es amiga de mi novia se llama…

-¡amor!-.interrumpió Gala llegando casi corriendo

-¿Qué pasa?

-tengo mucha sed.

-mira te presento a David, lo acabo de conocer.

-David, mucho gusto-.extendio la mano para saludar a gala.

-Gala, hola.

-tu novio estaba a punto de presentarme a tu amiga la rubia, que lindo tu anillo

-¿Quién, Leah? esteban me lo regalo cuando nos pusimos-.mintio gala y esteban cada ves la miraba mas extrañado.

-no la otra-.dijo David, dios como le puede gustar marjorie sin saber que es ella nombre este tipo esta jodido.

-aaaa… Sofía, se llama Sofía pero tiene novio-.pude ver como esteban ponía su cara de extrañado, sentí como marjorie me miraba y yo solo salte un poco los ojos sería mejor que se fuera y entendió bien porque al siguiente minuto ya no estaba-

-bueno en vista de que Sofía tiene novio yo los dejo.

-un placer.

-adiós David….






cancion; free you mind- en vogue

viernes, 21 de enero de 2011

Promesas. cap.70

Moría de hambre, dos hamburguesas, un helado, y un refresco Grande, fue lo que pedí en McDonald’s; empecé a comer…comer y comer, sentí una mano en mi hombro y me gire para encontrarme con Charlie.


-que onda Pía

-hola

-¿Por qué tan sola?

-solo vine a comer, tengo prisa

-tu comiendo pensé que no lo hacías, jamás te vi comer.

-Jajaja, imbécil ¿a qué vienes a molestarme?

-ya pía respira, a mi no me importa lo que pase entre tu comida y tu.

-como debe de ser.

-quiero verte de nuevo, te extraño.

Y como en cualquier momento de debilidad, termine en el baño del McDonald’s recargada sobre la pared y con Charlie cargándome, con los pantalones abajo, fue el momento más asqueroso de todos, sexo con Charlie en un Baño con olor a carne y grasas…el sonido del orgasmo salió casi solo al igual que el vomito…no moje a Charlie ni a mi salió con presión hacia el piso.
-¡Mierda!-.exclamo Charlie saliendo de mi cuerpo para alejarse un poco del vomito.


-lo siento-apenas si me acomode mi vestido y Salí del la comida rápida, subí a mi carro y arranque.






En la misma ciudad, a la misma hora pero en otro lugar….

Sentía mi cuerpo caliente, estaba abrazada de Darío no podría ser mejor, el estaba dormido, empecé a tocar las perforaciones cerca de su clavícula, camine hacia el cuello con mis dedos, toque sus labios delgados, ahí también hacia una perforación, baje hacia su hombro continúe por el brazo y justo cuando llegue al dobles, sentí una bolita, había huellas de inyecciones y estoy segura que no fueron de medicinas.

-Hola amor-.dijo Darío, yo tenía mi cara de asustada, sabía que el usaba drogas incluso que era un asco de persona a veces pero lo quería por lo mismo no podía ver esas marcas en sus brazos me repugnaba verlas y sentirlas-.

-fuera de aquí Darío-.dije mientras salia de la cama y sentia las mejillas mojadas.

-¿Qué? ¿De qué hablas Isabel?

-fuera por favor, ¿Qué es eso que tienes en el brazo?-señale las marcas de unas picadas.
-Isabel, vamos son marcas viejas.

-da igual, no se no sé, quiero estar sola

-por favor Isabel, vamos tan bien en la relacion, no lo eches a perder, no llores

-¿yo echarlo a perder?,solo déjame estar sola, por favor.

-está bien pero háblame más tarde, promételo y deja de llorar cuando te calmes hablaremos.

Tarde en contestar a eso no queria decir que si y no hacerlo y no sabia si llamaria, solo queria estar sola un momento, aun tenia mucho que organizar.

-ok te lo prometo-.apenas salio dario me quede sentada frente a la ventana viendo como se hiba.











No podía hacer la maleta, simplemente moría de pánico por ir, no quería volver al D.F pero no dejare de vivir solo porque me da miedo ir a un lugar, al final de cuentas es eso solo un lugar, pero y si lo veo, no, no marjorie todo va estar bien, me consolaba.

-¿Mi niña aun no termina la maleta, quiere que la haga yo?

-no quiero ir

-pero mi niña, si sus vestidos se ven relindo, no puede dejar de ir.

-no quiero ver a David.

-ay mi niña cuando tenga mi edad, vera que eso no es lo que en realidad le da miedo

-¿Cómo?

-haga su maleta, cómprese una peluca y viaje

-una peluca….




Apenas si vi los vestidos de Isabel, todos hermosos, y Salí corriendo hacia una tienda no cualquier tienda una de pelucas…

Cuando llegue a casa estaba Gala esperándome;

-llevo horas amiga.

-perdón se me fue el tiempo comprando

-me imagino que estas emocionada por el viaje,

-tengo miedo de ver a David o lola o a quien sea.

-ay amiga-.dijo Gala con cara de pena de verdad le dolía verme así

-espérame aquí-.corrí a meterme al baño, recogí mi cabello y me coloque la peluca rubia larga, también tenía una rosa, Salí del Baño, pero Gala estaba distraída en la Laptop.

-¡Marjorie!

-Jajaja, andaré con peluca y usare otro nombre por si preguntan

-¿amiga no crees que es too much?

-si ya se soy una boba pero no me siento segura yendo así como marjorie

-ok será nuestro secreto, tu identidad secreta.

-Jajaja, ¿prometido?

-prometido….






No podía parar de vomitar no sé que me daba más asco si lo que había tragado o el estar de nuevo con Charlie y no por el si no por el hecho de que yo muy digna dije ¡jamás! Y sin embargo ahí estoy…

Apenas si logro levantar un poco el rostro del retrete cuando veo unos convers negros, no podía ser nadie más que Leah-

-¡Pía! ¿Qué haces?

-me siento… ¡mal!- no me podía ver así-, ¡Salte!

Deje de vomitar, y Leah aun estaba esperándome en la cama sentada, con su vestido negro, y sus convers, el pelo suelto como de costumbre y cero maquillaje.

-¿estás bien?

-sí, no ocupo nada, solo me cayó mal la hamburguesa que comí.

-claro, pero cuando uno se siente mal va al doctor no a vomitar, así que vamos.

-no somos amigas Leah, el que hayamos hecho ese manifiesto no nos convierte en amigas, somos amigas de marjorie.

-yo sí creo que podamos ser amigas, de hecho vine a ver si querías ir a comprar tacones para el Fashion week

-ya tengo, suelo comprar antes mucho antes del evento.

-claro pero yo no, vamos.

-no y más vale que vayas por que mañana sale el avión muy temprano.

-ok, pero eso no es normal-.dijo señalando el baño.

-Promete que no dirás nada Leah, prométemelo.


-si, pero vamos a comprar.

Tuve que acceder a sus caprichos aun no se lo decía a nadie incluso aun creo que es pasajero y que cuando tenga mi peso ideal lo dejare y así será…






-¡Gala!

-mande madre-.dije saliendo de mi habitación.

-no iré a la pasarela, pero quiero que vayas tu y cheques que todo está bien.

-claro.

-confió en que lo harás digo muchas veces has visto como trabajo, modelos a tiempo si tienes cualquier problema con los vestidos habrá gente como Falconi que te puede ayudar a coser y ese tipo de cosas.

-si mama no te preocupes, incluso me emociona que quieras que me haga cargo.

-se que igual irías, pero no puedo dejar mi pasarela a cualquiera así que cuida mi ropa y mi nombre ok.

-entendido-. Cerré la puerta terminando la conversación, yo tenía mis propios planes para el Fashion Week; el celular sonó, dos veces como siempre…


-¿esteban? ¿Nos podemos ver?

-claro, te digo la dirección….



Apenas si llegue a la cafetería donde me quede de ver con el no lo podía creer digo no tengo nada con los pobres pero, no me mesclo con ellos…me senté y me pedí un café, el aun no llegaba.

-hola amor-.dijo cuando llego y me saludo con un beso, era extraño ver esa escena de ser mi profesor a ser mi…novio

-hola, lindo lugar.

-Jajaja no te burles, pero no podemos andar en público como lo hace la gente normal.

-sí lo es por eso tengo el lugar perfecto al cual ir y no podrás negarte-extendí un boleto de avión sobre la mesa-, ¡ábrelo!

-¿un viaje al D.F?

-es el Fashion Week y mi madre no irá así que tú y yo estaremos juntos.

-sin mencionar a tus amigos, ¿no?

-solo mis amigas a las cuales tu les dijiste lo no nuestro

-ok, tal vez vaya-

-jajaja iras tengo un trage hermozo diseñado por Isabel.

-¿para mí?

-si para ti.
-de acuerdo pero prométeme una cosa.

-¿Qué?


-yo pagare el resto del viaje y estarás más conmigo que con todas-

-eso es fácil, acepto-.dije extendiendo mi mano para tomar la suya.






Ama viajar y no hay nada mejor que con mis amigas, cero niños Leah, Isabel, Marian, Gala y Pía, todas llevábamos una maleta llena de vestidos nuevos diseñados por Isabel para el Fashion week…

-¿por que la peluca rubia marjorie?

-no te quitare el puesto de rubia Leah será solo por este viaje

-te deberías quedar así-.dijo isabel

-no me gusta mas el negro

-o ser pelirroja como yo-dijo Marian mientras reía-, así natural pues.

-tú eres falsa no cuentas

-no hay cosa más falsa que una peluca marjorie-

-ya vámonos -.proteste


-espera marjorie-.dijo Gala que apenas si nos ponía atención estaba muy entretenida en la revista.

-no ya vámonos.

-que esperamos

-a que llegue alguien

-¿Quién?

-¡ESTEBAN!-.dijo Gala mientras salía corriendo a recibir al profesor.

-Hola muchachas

-hola profesor-.dijimos todas al mismo tiempo

-Jajaja, perdón por llegar tarde, el trafico.

-¿iras a un Fashion Week, sabes lo que es eso no?-.pregunte.

-tengo una idea.

-espero no sigas el paso.

-claro que si señorita Havok, no soy tan viejo.


-seguro-.dije mientras caminábamos por el tunel de cristal para abordar el avion, moría de nervios por ir…




cancion del capitul-70
secrets-one republic

lunes, 17 de enero de 2011

formspring.me

preguntame pueh! http://formspring.me/elilovesmel

final,inicio e intermedio. cap.69

Mi celular no para de sonar y no es Isabel ni ninguno de mis amigos es mi madre, no quiero responder, tengo rato sintiéndome otro, sintiéndome que por fin Salí de aquella horrible casa, ahora vivió en una de las colonias más ricas y nuevas de Culiacán, tengo mi propia habitación, tengo una novia hermosa e inteligente y un montón de amigos nuevos, dejar a mi madre ha sido el precio que he tenido que pagar para ser lo que soy ahora, pero no la puedo esconder siempre, a diferencia de Marjorie con su padre, a mi si me importa…






A la misma hora pero en otra casa;

El celular sonó, una solicitud de amistad en Facebook es de Elías, ni siquiera le he llamado o visto tengo que prepararme para ir a mis clases de baile, si lo sé suena gay pero no me importa, ya no puedo ir a Gym así que entrare a danza y aparte me darán actuación así que es perfecto para mi….



-¿marjorie?-toco la puerta de la habitación de esta que es blanca, sin ningún color, pareciera como si nunca nadie durmiera en la cama, estaba perfectamente tendida.

-acá estoy Darío en el Baño-.entre a su baño y marjorie estaba en la taza del baño fumando con una copa en la mano

-¿Qué pedo que hace?-.dije mientras volteaba mi mirada a la ventana para no verla.

-descansando guey, hago pipi.

-me acompañas a buscar a mi madre.

-¿tu mama? Pensé que no tenías

-si lo sé pero el otro día yo descubrí que tienes un padre así que te diré que tengo una mama.

-¿Por qué no vives con ella?

-ya verás.

Marjorie manejo hacia la colonia de donde había salido; las calles eran de piedras, había casas de lámina y otras de material.

-para aquí-.había olvidado como lucia mi casa pequeña blanca, de un solo piso sin ningún jardín lindo ni ningún carro de lujo fuera, solo un bocho rojo que había sido de mi padre…

-vamos pues

-no, espera aquí.

La puerta de la entrada estaba abierta, rechinaba como siempre, olía a sexo y comida podrida era un desastre de lugar jamás había visto mi casa tan sucia, antes por lo menos mi madre limpiaba era decadente ver aquella casa así, me imagino cómo debe estar mi madre, escuche la cadena del baño, pero nadie salió

-¡Mama! ¡¿Estás ahí?!

-¡Mi Bebe!-. Grito desde el baño cuando entre estaba ella parada con su ropa interior junto al lavamanos, apenas si podía estar de pie.

-¿Qué pasa mama?-. Agite un poco su cuerpo, apenas si reacciono, tome su cabeza y la moje un poco en el lavabos, en mis años de fiestas y alcohol había aprendido que esto serbia para bajarle un poco, en el espejo estaba escrito con lápiz labial “Cógeme”, trate de borrarlo con mis manos…pero solo lo embarre mas.

-¡DEJALO AHÍ!-.era obvio que ella estaba ebria.

-ven-.dije tratando de sacar a mi madre del baño, pero ella luchaba por soltarse así que la solté y ella misma casi a gatas salió del baño.

-¿a qué viniste Darío? ¿A buscar tú droga?

-¿de qué hablas? Tú me llamaste mama

-encontré marihuana y pastillas en tu cuarto, ¡te lo di todo!


-mama por que estas borracha

-por que quier…o

-vente conmigo, ya no vivo con Edd, ahora vivo en una departamento enorme y trabajo, tengo rentado un cuarto donde puedes vivir, yo me encargare de que no te falte nada

-¡ni muerta me voy de aquí, ni muerta! ¡VETE Darío VETE!-.empezó a gritar tan fuerte como podía mi madre no me quería cerca de ella, volví a pasar por la puerta rechinante, jamás volvería a pasar por ella otra vez, marjorie estaba ahí esperándome con un cigarro en la mano, tenía un signo de interrogación en la frente, apenas si subí al carro, empecé a llorar como niño pequeño ella solo me abrazo y no hiso preguntas en el camino…

-mi padre la golpeaba, y ella lo dejo, cuando tenía tres años-sentí como su mirada se clavo en mi rostro y no en el camino-, ella no tenía trabajo y nadie le daba era joven y guapa así que se fue por el mal camino, se perdió igual que yo, empezó a ganar dinero, compro una casa yo estudie y nunca supe de su trabajo hasta que cumplí los quince, ella volvía tarde y un hombre toco a la puerta era el tío miguel, venía a dejarle un dinero mi madre me mando a la habitación pero me quede en el pasillo y ahí fue cuando lo supe, ella se prostituía para pagar mi escuela, la comida, el carro, la ropa y mi casa, después me Salí de ahí pensé que ella podría dejar de trabajar en eso y encima porque estaba cansado de saberlo y no hacer nada.

-¿y qué paso ahí dentro?

-ella sigue igual o peor.



Apenas entre al estudio de jazz y actuación las tipas que estaban sentadas tomando jugo y agua clavaron su mirada en mí, la verdad todas las mujeres me miran pero una vez que digo “Soy Gay” ellas simplemente no lo creen…

-hola vengo a tomar clases de interpretación, soy Danniel Bustamante.

-claro, en el segundo piso ahí está tu grupo.

Apenas entre estaba lleno de niñitas y también hombres que a leguas se veía que eran gay, mi pantalón era lo suficiente entallado como para que ellos voltearan a verme, yo solo sonreí.

-¿eres Danniel verdad?-.pregunto una mujer mas adulta que el resto era obvio que era la maestra.

-si.

-bueno por ser la primera vez entras pero ocupas mayas.

-ok.

-calentamiento entonces-. Todos empezaron a estirarse así que hice lo mismo, la puerta del estudio se abrió, vaya sorpresa era Elías, en mayas.

-profesora dice el Rigoberto que el teatro estará listo en media hora.

-gracias Elías-.cuando se percato de mi mirada, sonrió y se marcho así sin más.

Apenas si acabo la clase Salí corriendo con mi audífono puesto, con la voz de lady gaga a todo volumen, me metí en la cafetería del lugar esperando ver a Elías, cuando entro prendo un cigarro no hay ningún letrero de no fumar así que no me lo pienso, apenas si le doy una calada, se acerca la cajera de la cafetería.

-¡aquí no se puede fumar!

-¿Qué? No hay ningún letrero.

-ahí-.dijo mientras señalaba un letrero muy poco visible.

-en el pasillo se puede, ven-.dijo Elías acercándose a mí, lo mire y sonreí siempre tan suertudo.

-¿quieres?

-no fumo gracias.

-ok, no sabía que estudiabas acá

-si, me gusta el teatro y la actuación aparte me sirve en el modelaje, ¿y tú qué haces aquí?

-viene a pasearme-.los dos rompimos a reír.

-tienes mucha elasticidad, Danny

-he practicado todo los deportes posibles, créeme todos.

-haber estírate, si lo haces te daré una invitación conmigo a donde quieras.

-Jajaja, ok-.puse mis piernas contra la pared y después las pase hacia atrás, era impresionante y me veía bien.

-Jajaja, perfecto.

-¿entonces saldremos?

-claro, pero hoy no.

-de acuerdo, te llamare.

-¿ya te vas?

-si Elías tengo cosas que hacer, ¿quieres que te lleve algún lugar?

-no gracias, te acompaño a tu carro.

Me acompaño a la esquina donde había dejado mi camioneta.

-bueno me voy, adiós-.dije despidiéndome.

-una range rover, casi me caso contigo, Jajaja.

-tonto

-¿Danny cuántos años tienes?

-18 años-.mentí tengo 17-.solo movió su cabeza lado a lado y sonrió mientras se iba.









Ana se ha gastado demasiado dinero en cosas innecesarias si sigue así se acabara lo que me dan para el mes y créanme es demasiado, y no han comprado nada.
-amor donde estas

-acá Ana en el estudio

-amor iré a comprar algunas cosas.

-no Ana, tenemos que hablar, me llego la cuenta del banco y es demasiado.


-yo no he gastado en nada, fue por la tocada, se compraron cervezas y cosas.

-¿cuándo dinero ocupas para ir al súper hoy?

-¿me darás dinero? ¿Crees que estoy gastando de más?

-Ana relájate, solo lo digo porque mi mama congelo la cuenta, me pregunto por qué el gasto así que esta cancelada la tarjeta que traes.

-bueno pues dame otra
-no Ana si vas al súper, yo te daré el dinero.

-genial, ahora soy una ratera-.Ana salió del estudio enojada no sin antes aventarme las tarjetas de crédito a la cara, la seguí hasta la habitación.

-¡Ana, Basta!

-no Bass, tus amigos no me soportan, y ahora tú crees que soy una ratera.

-no dije nunca eso, en cuanto se descongelen las tarjetas podrás ir de compras o hacer lo que sea.

-ok, pero eso no me interesa, ¿no confías en mi?

-he dejado a todos por ti, mis amigos no vienen a mi casa no salimos de fiestas, todo lo deje y dices que no confió en ti-

-perdóname-. Dijo mientras se lanzaba a besarme y después de mucho tiempo empezó a desnudarse.

-¿estás segura?

-te amo Bass….





Yo no estaba tan seguro de eso después de cómo reacciono con lo de las tarjetas, bueno aun que es mujer cualquiera reacciona así pero por qué tener sexo después de lo que paso en NY.








*cancion capitulo; less than nothing-i hate myself