jueves, 30 de diciembre de 2010

pregunta lo que quieras(:

preguntas o dudas (: en lo que estamos de vacacioness!! http://formspring.me/elilovesmel http://www.formspring.me/BastianCaeles

martes, 28 de diciembre de 2010

caos. cap.64

-Santiago lleva semanas estando raro conmigo, cuando me besa se para en seco y se marcha o cuando estamos sentados que me acerco a él se para y se marcha no se qué le pasa tal vez me puso los cuernos y le da asco tocarme si es así lo agradezco-. Dije a Bass mientras me serbia el café.

-Jajaja, no es eso Leah, es que no quiere llegar más lejos.

-¿Cómo? No entiendo que no se supone que para eso son las relaciones para avanzar.

-aclaro no quiere tener una cercanía de la cual no haya vuelta atrás

-hablas de que no quiere tener Sexo-.grite mientras Bass tiraba la crema.

-exacto, sabes antes de que tu llegaras él y yo teníamos sexo con una diferente de verdad era grandioso, creo que no la quiere cagar contigo.

-que romántico.

-Jajaja, ¿qué aras? Apoco piensas tener sexo con Santiago.

-te digo algo, yo siempre eh creído que debe ser con el adecuado no solo por tener sexo.

-¿Leah eres virgen?

-si-.conteste pero Bass tenía cara de sorprendido-

-solo he quitado una virginidad y no volvería hacer.

-¿por qué? No es cosa de otro mundo

-es una gran responsabilidad, puede que Santiago no piense igual

-espero porque si no pues ay no se pasan cosas extrañas aun no conozco a su papa nunca me ha llevado a su casa nunca hablamos de él, no se es raro.

-te diré solo una cosa, lo que conocemos como Santiago, es solo una fachada el esta lastimado y dolido, no lo hagas hablar de su familia nunca lo hace no eres tu es el.

-sí pero si nunca me habla de ella entonces no lo estoy conociendo de verdad.

-respétalo-. Voltio los ojos al techo y enchueque la cara por mucho que me pese Bass tiene la razón.

-no puedo creer que perdones a Ana.

-no se pero quiero darme una oportunidad Leah sabes me canse de estar solo.

-Bass pero si ella no resulta.

-siempre he sido un hombre de riesgos ¿no?

-me da miedo.

-solo espero que marjorie no haga ya nada.

-ya paso una semana y no he oído nuevas travesuras.

-Ana esta apenada ese día lloro toda la noche.

-pobre, tu y ella…-.dije mientras abrí los ojos.

-sí pero solo una vez no ha vuelto a ocurrir.

-te gusto.

-Jajaja, no contestare eso.

-no extrañas a marjorie.

-si mucho pero Ana esta primero y no entiendo porque marjorie se pone así con ella.

-casi le arruina la boda a su madre no creo que sea poca cosa y casi nos mete en la cárcel por siempre-.conteste a la defensiva.

-se lo merecían.

-claro, igual que Ana se merece ser tratada como un cero a la izquierda.
-no quiero discutir-

-perdona-.dije poniendo mi mano sobre la suya, al final no era total la culpa todos teníamos un poco de ella.

-mira quien se despierta a penas mi querido Santiago-.grito Bass al ver entrar a la cocina a Santiago quien se había quedado a dormir con Bass.

-¿amor llegaste hace mucho?-.pregunto Santiago al verme

-no apenas iba a tomar mi café, ¿quieres?

-si gracias, ¿oye Bass y Ana?

-dormida…

-¿qué aremos para mi cumpleaños?-.pregunto Santiago.

-¿Qué? pero si faltan tres semana es muchísimo-.brinque al recordar que no había comprado, bueno ni siquiera pensado en el regalo para Santiago.

-sí pero los iré preparando porque no creo que nos juntemos hasta entonces, Ana, marjorie, Isabel, Bass y mucha gente más.

-lo dices por Ana verdad-.pregunto Santiago ante el comentario de Santiago.

-hermano, yo te amo peor esa chica trae problemas.

-perdona la inconveniencia-.dijo una voz desde el portal, Ana había despertado y nadie la había escuchado llegar.

-¿quieres café?-.pregunte al verla.

-no hace falta que seas amigable conmigo Leah se que ustedes dos estas con marjorie y lo entiendo es su amiga peor es injusto.

-nunca he querido ser justiciero.

-claro-dijo Ana mientras miraba a todos lados claro incomoda ante la situación

-vamos ya calmemos esto por favor-.dijo Bass.

-mejor nos vamos amor-.dijo Santiago mientras dejaba su tasa en la barra.

-si es tarde como para andar fuera de casa, nos vemos Bass.

-adiós Leah, nos vemos Santiago.

Apenas si salimos de casa de Bass pude escuchar el suspiro de Santiago era difícil tener a dos amigos separados, ya sabes el dilema de a quien le voy aun que santiguo le iba a Bass porque al final del día Ana era su novia y eso no lo habíamos respetado, pero yo le iba a marjorie digo nunca le hicimos daño en si a Ana en cambio ella estuvo a punto de arruinar una boda y nuestras vidas con lo de la cárcel.

-estas raro conmigo, ¿pasa algo?-.pregunte mientras el manejaba.

-no, porque a ti te pasa algo.

-si, no hemos hablado de cierto tema y me gustaría que tú supieras cierta cosa-.dije moviendo las manos.

-¿Qué cosa quieres que sepa?


-soy virgen-.lo dije así de golpe pude ver de reojo como el sonreía.

-ah, eso es.

-si eso es, ¿no te importa?

-no, ya lo sabía, de hecho me encanta.

-¿y por qué te encanta? No es que lo vaya hacer contigo, solo te lo digo por decirte algo.

-¿así que no has pensado en hacerlo conmigo?

-no-. Era mentira la idea me daba vueltas por mi cabeza.

-me parece bien, es tu elección y la respetare.

-¿donde dejaste a Santiago?-.dije mientras hacía cara de sorprendida.

-jajá, eres muy graciosa.

-la verdad es que si quiero…

-¿qué quieres?

-vamos Santiago, no te pongas de bobo.

-oh-.dijo mirándome y dejando de ver la calle por la que iba.
-¡Maneja!-grite al ver que no prestaba atención

-ok, ok, ¿te dejo en tu casa?

-si, por favor-.conteste, era raro que no se me echara encima o al menos esa era la reacción que esperaba, tal vez no quería tener sexo conmigo, ay Leah que boba eres.

-te veo mañana, pasare por ti en la tarde quiero hacer unas vueltas, ¿te parece?

-de acuerdo-.dije dándole un beso en los labios y bajándome del coche y metiéndome a casa.





Tenía a Max por encima de mí, besandome era el primer día en el pent-house y él se había quedado a dormir conmigo, claro hortensia no sabía por alguna razón todos se me olvidaban estando con el solos….

-Señorita la busca una joven-.dijo hortensia tocando la puerta, por inercia avente a Max al suelo calendo yo encima del tapándole la boca.

-a si-.grite para sofocar el grito y risa de Max

-¿niña está bien?

-si, si, me estoy cambiando ya bajo-.dije mientras hacía señas con el dedo a Max de que se callara.

-marjorie me dolio-. Dijo sobándose el pecho.

-ya, ya no llores-.empecé a besarle y a bajar mi mano por su pecho hasta llegar a la cintura topándome con su bóxer, mientras el sonreía.- ¡vístete y bajas a desayunar!

-¿y hortensia?

-la mando al súper tu baja en cinco minutos-.dije mientras me ponía el vestido de la noche anterior negro pegado y corto con las zapatillas y tomaba mi bolso y el celular, la verdad no quería atender a nadie a sí que fingiría ir de salida y qué bueno que lo hice por que cuando baje las escaleras note quien venía a visitarme era Ana.

-hola marjorie-.saludo Ana desde el umbral con Hortensia por un lado.

-Hortensia ve al súper mercado.

-si mi niña, la dejo con su invitada.

-¿vine en mal momento marjorie?

-si, ¿como es que sabes donde vivo?

-el chofer de Bass me ha llevado a tu cas ay ahí me dijeron que vives acá, ¿te molesta?

-¿estás loca o de verdad no lo ves por inocente?-.dije casi gritando a toda la sarta de pendejadas que escuchaba salir de su boca.

-viene por que el cumpleaños de Santiago esta cerca y Bass lo adora igual que tu así que bien a proponerte que hagamos la fiesta tu y yo-.la mirada de esta se desvió a las escaleras donde estaba Max, bajando acomodando su camisa.

-¿interrumpo?-.pregunto cuándo noto el silencio en la habitación

-no Ana ya se hiba-. Dije caminando hacia la puerta para abrirla.

-vamos no puedes ser tan sorda, piénsalo es algo noble que lo harás por tu amigo.

-he dicho te vas Ana, no quiero verte-.dije mientras volteaba a otro lado, para cuando Ana salió me tumbe con la espalda a la puerta y me senté con la cabeza entre las rodillas, solo podía ver los pies descalzos de Max.

-¿Qué pasa marjorie?-.dijo poniéndose en canclillas tomando mi mano

-tienes bonitos pies Max.

-Jajaja, perdónala

-no cabe duda que somos incompatibles Max

-vamos marjorie deja el drama es solo una fiesta a ti te gustan y sabes cómo hacerlas.
-Jajaja, si eso si ahí te conocí.
-si, mientras la hacía de salvador.

-¿Qué pensaste cuando me viste?

-pensé que eras hermosa y perfectamente parrandera para mí.

-me has seducido-. Me puse de pie y cogí el móvil para teclear un mensaje a Ana “organicemos la fiesta”






Estaba acostada en mi cama, cuando recibí el mensaje de Santiago.

-“estas lista de verdad”

-“si”

-“mañana”-. Apenas si lo podía creer solté un grito intenso, mi padre abrió la puerta de la habitación preguntando que tenía, lo que tenia es que estaba enamorada.

-“mañana”-.conteste a su mensaje.



Mañana llego demasiado rápido apenas si pude dormir y me levante temprano, domingo familiar tendría que esperar pues tenía algo más importante que hacer…me di una ducha, desayune y para todo tenía el móvil a la mano, me puse un jeans y una blusa, sencilla como siempre no quiero asustarlo, es algo importante pero a como es Santiago, no quiero que lo note, justo a las once llego su mensaje.


-“sal de casa y sigue las flechas, te espero”
Y así Salí corriendo cuando mire el piso había una flecha, la seguí y en la calle había otra y así me fui siguiendo flechas hasta llegar a una calle mas angosta como a dos calles de la mía, podía oír mi corazón casi saliendo de mi pecho, ahí estaba Santiago arriba de una moto sonriendo.

-llegas a tiempo, sube-dijo bajando de la moto y dándome un beso en los labios, estoy casi segura que puede oír el pum, pum de mi corazón.

-¿a dónde vamos?

-ya verás pero agárrate bien y mira para tu lado derecho Leah-. Y así lo hice me acomode y conforme avanzaba veía lo que había en algunas paredes…. “he decidido amarte” “te quiero Leah” “¿estás segura?” “la figura de mis fuerzas” “platicando en silencio” “me vas a conocer” con cada frase reía igual el pero en silencio sin decirnos nada ni mirarnos…y en la última pared “te amo “ahí nos paramos en seco era una casa pequeña muy bonita, pero se veía deshabitada…

-yo…-.antes de poder terminar puso sus labios contra los míos para silenciar lo que diría.

-será perfecto lo prometo…-. Me tomo de la mano y me jalo dentro de la casa…y me dirigió hasta una habitación donde prendió la luz y había una cama olía a fresa y tenia música de fondo de ningún tipo o por lo menos no entendía bien lo que decía pero sonaba bien entro antes que yo, entre despacio tenía miedo pero estaba segura, cerré la puerta…y apague la luz…sentí como tomó mi mano y me hiso caminar un poco mas empezó a tocar mi pelo y a oler mi piel, la cual estaba china tomo mi mano y la puso sobre su pecho desnudo, apenas si podía verle, trague saliva por última vez antes de enfrascarme entre besos….cuando lo mire acostado dormido, mis lagrimas brotaron, es estúpido pero fue tan perfecto, lo conocí supo por fin quien era Santiago y no tuve que hablar ni mirar solo sentirlo, sentí la energía corriendo por mi cuerpo que me dejo sin aliento… fue perfecto.
-¿Qué pasa Leah?-.pregunto cuando abrió los ojos y me vio mirándole con los ojos llorosos.

-soy una boba, omíteme.

-¿te arrepientes?

-jamás, me ha encantado, digo fue perfecto sin duda repetiría-.dije soltando una risa y él una carcajada…








De nuevo el segundo día en mi nuevo departamento, me volví a despertar con Max en mi cama, Darío se había quedado a dormir con migo después de ver un buen de películas sobre la argentina militarizada, juro llore a chorros me pone sentimental la injusticia.

-buenos días Max, despierta es tardísimo-. Dije dándole un besito en la boca.

-hola guapa-.dijo parándose y buscando su ropa.

-¿te quieres meter a bañar conmigo? Antes de que Darío despierte-.pregunte sacándome el camisón de pijama y quedando desnuda.

-claro-. Dijo metiéndose al baño justo a tiempo la puerta de la habitación sonó era Hortensia

-marjorie, te buscan es urgente.

-ya bajo Hortensia-.pude escuchar como hortensia bajaba las escaleras.

-¿Qué pasa marjorie?-salió del baño preguntado Max

-no se me busca alguien seguro es Ana o yo que sé, quédate aquí no quiero que Hortensia te mire.

-ok me meteré a bañar-

Baje las escaleras con el camisón pero no había nadie excepto Darío que bostezaba…frente al espejo del pasillo

-buenos días Marjorie.

-Hola Darío, ¿cómo te fue en tu noche?

-no sabes lo que es dormir sin el ronquido de Edd fue casi glorioso.

-Jajajajaja, me imagino.

-marjorie, la visita esta en la cocina-.dijo Hortensia señalando la cocina.

-¿viste quien vino Darío?

-no, pero vamos.

Camine hasta la cocina, y ahí lo vi con su pantalón negro y camisa azul con tirantes sin corbata, y su pelo entre corto y largo con una barba de varios días aun, lucía un poco dejado, pero podía oler su perfume.

-¿David?

-buenos tardes Marjorie-.dijo moviendo la cabeza para saludar a Darío, no entendía que hacia ahí la última vez que le vi salió huyendo ahora era yo la que quería irse.

-que onda-.dijo Darío.

-te traigo esto tu padre ha sido insistente en que yo mismo te lo entregue.-David extendió un sobre café apenas si lo abrí entendí el por qué de la presencia del aquí.

-Esa hija de puta-.dije aventado el sobre en la barra

-tiene fotos y un video donde tiras su ropa a la calle-.dijo serio.

-¿agresión física y allanamiento de morada? ¿De verdad?

-los dejo que platiquen-.dijo Darío, pero lo detuve con mi mano en el pecho, sabía que quedarme a solas con David no era una buena idea.

-es una acusación seria mas por la agresión física podrías parar en cárcel-.dijo David mordiéndose los labios.

-allanamiento de morada, David eso significa que enrique…

-eso significa que el demandante es tú Padre y Lola…-. Enrique había puesto una demanda contra mí por entrar en el departamento que él me regalo aun que oficial mente no era mío así que podía hacerlo, Pude sentir los ojos llorosos, respire hondo y mire al techo.

-no les daré ni un peso, no accederé a nada y se pueden ir a la….chingada con esto, ¡fuera David! ¡Fuera de mi casa!-. Explote al entender todo.

-marjorie, si no se hacen los tramites y acudes a juicio iras a la cárcel.

-¡Váyanse a la mierda! ¡Al carajo con todos, contigo, con papa, con lola, Adriana!-. Tome lo que tenía a la mano y lo avente hacia la pared vacía, no quería hacerle daño a nadie menos a David… dentro del agobio sentí como Darío me tomo por la cintura

-Cálmate marjorie…-dijo Darío a mi oído

-¿mi niña que tiene?-.pregunto Hortensia entrando a la cocina.

-Hortensia Sácalo de aquí…-dije gritando

-Marjorie por favor…-.dijo David con su vos ronca.

-Joven váyase, mire como puso a mi niña-.dijo Hortensia tomándolo por el brazo

-¡David fuera no quiero Saber nada de lo Havok fue un error haber ido, no quiero!!

-habla con tus abogados…

-¡Vete David! ¡Qué quieres de mí! ¡Vetee! ¡Quiero olvidar!-.grite histérica, hasta que oí como cerró la puerta de una.

Me levante rápido del suelo donde me tenía Darío, y Salí corriendo para alcanzarlo, llevaba los papeles en la mano…

-¡Ey David!-.grite extendiendo el brazo con los papeles.

-piénsalo marjorie, no me gustaría…

-¿verme en prisión por culpa tuya?

-jamás estaría dentro del juicio, por respeto…

-¿alguna vez piensas en mí David?-.pregunte ingenua ante una contestación que tal vez no quiera oír.

-siempre-. Tomo los papeles y rosando mi mano siempre mirándome a los ojos, subió a su carro y se marcho.

Cuando entre a casa subí corriendo a mi habitación poniendo seguro, Max estaba bañándose así que no escucho nada, me metí a la ducha con él y no le mencione nada de lo ocurrido, simplemente empece a besarlo podia sentir lagrimas en mis ojos tapadas por le agua de la regadera….

domingo, 26 de diciembre de 2010

aun que la mona se vista de seda. cap.63

Por fin el día de la boda de mi madre, de verdad espero sea muy feliz, me ha regalado un pent-house, no quiere que viva en la casa es demasiado grande y el departamento queda más cerca de la prepa Hortensia se queda conmigo gracias a dios ahora solo falta montarme el vestido y salir a la boda…cuando entro al cuarto de hotel donde será la boda, Isabel con un montón de ropa en el suelo…Max se acerca a ayudarla pero es demasiado tarde esta como loca llorando


-¿Isabel que paso?

-rompieron los vestidos, marjorie rompieron mis vestidos-. solo habían dejado pedazos de tela…

-esa hija de perra rompió los vestidos.

-¿de quién hablas amor?-.pregunto Max que estaba recogiendo del suelo a Isabel.

-es por lo de hace tres días estoy segura que ella fue…-.dije saliendo de la habitación.

-¡marjorie espera!-.grito Isabel.

-¡busca unos vestidos para la boda vuelvo enseguida!




Tres días antes….

-¿tienes lo que te pedí Tita?

-claro fue como quitarle un dulce a un niño, fácil.

-vamos entonces.

-le prestó el audi, tengo las llaves ¿tu manejaras el carro verdad?

-si, pasare por marjorie y el resto al centro comercial.

-ok toma si tienes algún problema me llamas, ok-

-ok-. No entendía por qué Titán nos hacia el favor de robar las llaves del carro de Ana, bueno era el carro de Bass pero queríamos divertirnos un poco, la pobre Ana se morderá las uñas cuando note que le han robado el carro, maneje hasta el centro comercial marjorie, Leah, Gala, Marian ya estaban esperándome marjorie como siempre estaba fumando, Pía era la faltante ella estaba con Ana, se encargaría de que no armara tanto pancho y solo se estresara y tal vez llorara un poco.

-jajajajaja, Isabel eres grande-.grito marjorie mientras subía al carro.

-¿no mames Isabel como lo conseguiste?-.preguntaba Marian mientras reía junto con gala y Leah.

-Titán me las dio como le hiso no se pero me dijo que Bass sigue igual con Ana

-eso es raro, tal vez no le conto nada.

-¿tú crees marjorie?-.dije mientras conducía sin rumbo.

-claro Isabel, de eso hablábamos antes de que llegaras, ¿les importa si fumo aquí?-.pregunto marjorie mostrando un porro.

-¡no!-.dijo Marian

-si-.dijo Leah

-como sea-.contesto gala.

-claro fuma-.conteste así que prendió su porro… compartiendo con Marian.



Ana se ha tragado todo lo que he dicho cree que soy una gran religiosa y toda esa mierda solo espero que Isabel si haya podido coger el carro de otro modo el plan se jode…

-el carro no esta pía-. Dijo Ana en cuanto salimos del restaurant.

-¿Cómo?

-Pía el carro no esta se lo robaron, maldición que hago….-.dijo mientras sacaba el móvil, arrebate su celular antes de que llamara a quien fuera.

-¿Qué haces? Le avisaras a Bass…después de lo del vestido creerá que te auto robaste el carro.

-¿Qué? ¿De qué hablas pía? Bass no sabe del vestido ni de nada de eso, no le conté.

-¡vaya! Pues yo creí que si marjorie dijo….

-si si si esa estúpida casi me echa a perder todo con Bass-.dijo arrebatando de nuevo su celular.

-¿a quién marcas?

-a la poli un audi no puede desaparecer en menos de una hora-.justo cuando empezó hablar por el móvil le marque a marjorie para avisar lo sucedido pero no contesto intente marcarle a las demás pero ninguna cogió el móvil ¡mierda!...Ana se tiro en la banqueta a esperar que llegara Bass por nosotras y se prendió un cigarro, yo igual estaba nerviosa porque no quería que las pillara la poli con un carro robado sería muy dramático….apenas si llego Bass nos dijo que ya había movido a todos sus contactos en la policía para atrapar al ladrón y eso si que es malo.



-¡marjorie! ¡Marjorie! Es la policía con una chingada ¿Qué hago?

-¡no te pares avanza avanza!-.grito Marian en realidad yo no sabía qué hacer.

-no te pares Isabel si te paras no agarraran no ibas lento así que seguramente ya saben que robaron este auto….

-tira el porro marjorie-.grito Leah que estaba histérica en la parte trasera del carro, Gala solo miraba la patrulla que estaba detrás de nosotros….

-no puedo marjorie nos van a pillar de igual forma-.dijo Isabel parando el carro de una…

-quédense dentro todas-.dije mientras veía al poli avanzar al carro.

-buenos días señoritas ¿Por qué no se paraban?-.dijo el policía que llevaba unas gafas de sol y su uniforme azul.

-me estoy meando-. Contesto Marian.

-que chistosita, me hacen el favor de bajar del automóvil-.dicho esto bajamos las cinco, despacio y mirándonos todas a los ojos.

-¿por qué nos baja oficial?-.pregunto Isabel que temblaba de pies a cabeza.

-este carro está en mi lista de autos robados, así que mi compañera las va revisas-. Dijo mientras una mujer se acercaba a nosotras, no contaba con esto, llevaba marihuana en mi bolsa y siempre lo hacía pro que sabía que solo las mujeres me podían revisar y no contaba con que me parara una mujer.

-sabía usted que lleva marihuana en su bolsa-.dijo la mujer después de esculcar mis cosas.

-si-.conteste mientras Leah se mordía los labios y platicaba con el poli.

-¿está bajo sus efectos?

-jajá me fume un porrito, no ando marihuana aun-.conteste a la mujer, pero su compañero la llamo desde el auto al parecer había encontrado algo en la cajuela y en la bolsa de Marian, llamaron por radio y después de diez minutos había una camioneta de policías federales…

-¡NO! ¡Me están jodiendo!-.grito Marian, a quien le habían encontrado unas pastillas en la bolsa eran las que consumía todo el tiempo pero al parecer se le podía acusar de distribución y venta, y en la cajuela había más pastillas y botellas adulteradas, vaya sorpresa Bastian.
-¡No! ¡Suéltenme!-.gritaba Leah mientras la subían a la patrulla.

-Marjorie has algo-.dijo Marian mientras la subían a la camioneta.

No había nada que hacer, teníamos que esperar a que nos dieran nuestra llamada o hasta que llegaran nuestros padres….

Apenas si llegamos Isabel fue la primera en pedir la llamada y no llamo a sus padres si no a titán y claro mientras todas éramos llevadas a un separo.

-¡mierda!-.grito Marian

-¿vieron todo lo que había en la cajuela era de Bass?

-obvio Gala.

-o de Ana-.dijo Leah.

-no ella es una tonta no le da la cabeza como para vender mierda.

-es Bass el que vende mierda esta con titán pero eso que me importa a mi yo solo quiero salir antes de que mi abuelo se entere.

-¿tu abuelo marjorie eso es lo que importa ahora?-.dijo Marian que estaba aun histérica.

-si mi abuelo.

-tranquilas ya saldremos de acá, huele a pipi o soy yo, dios imagínenme aquí en prisión mucho tiempo yo muero, literal muero.

-ya amiga saldremos creo-.dije mientras consolaba a Gala.

-traigo chanel marjorie yo no me puedo quedar aquí, aun me falta mucho que comprar vivir y amar, como ese profesor de ingles que esta como para llorar.

-Gala, que te dio ese profe como para que estés tan loquita por él.

-Leah ese profe es perfecto, lo bese, bueno no besar yo solo no se tiene algo que es excitante.

-Jajaja ya me imagino que-.dijo Marian haciendo señas con sus manos

-eres una cerda Marian no hablo de eso, bueno igual y si pero no es eso.

-señoritas pueden Salí-. Dijo el policía mientras abría la reja, gala brinco de emoción y grito un poco también, ahí estaba titán con Isabel haciendo papeleo lo bueno de tener un amigo hijo de un diputado es que te sacan rápido y sin ficha de la cárcel.

-vámonos antes de que se quieran quedar-.dijo titán saliendo de la oficina….al parecer iban a quitar todo lo de las drogas y regresarían el carro a una calle donde se le notificaría a la poli del auto robado titán tenia en la cajuela de su camioneta el contenido del Audi de Bass, todo quedaba cubierto claro por una módica cantidad y muchas llamadas.





Corrí por el hotel lo más rápido que pude faltaban veinte minutos para que iniciara la ceremonia corrí hasta las escaleras donde me habían dicho estaba Bass y si ahí estaba a punto de subir cuando mire quien estaba arriba de las escaleras vi a la loca de Ana con un vestido negro muy parecido al que se suponía que yo llevaría, ese día.

-¡Bass!-.grite haciendo que este y Ana voltearon a verme.

-¿marjorie qué pasa?-.dijo mientras Ana bajaba presurosa.

-que tu loca novia ha roto los vestidos de Isabel y nos ha dejado a Leah, Gala, Marian, Pía, Isabel y a mi sin vestidos para la boda de mi madre.

-eso no es verdad-.grito Ana

-sí que lo es, el policía te vio, si no tienes nada que esconder acompáñame para que el nos diga si tú fuiste quien entro en la habitación

-¿eso es verdad Ana tu rompiste los vestidos?-.Ana empezó a llorar como niña y a mover la cabeza de un lado a otro.

-Marjorie robo el carro Bass-.dijo Ana soltando la bomba que a nadie se le había contado, el único que sabía era Titán.

-¿Qué? Marjorie estás loca.

-hemos sido todas-.dijo Isabel que acababa de llegar al lobby del hotel.

-hasta yo participe-.dijo pía.

-¿Por qué si sabias que Marjorie había cogido el carro no se lo dijiste a Bass antes de llamar a la poli?-. Pregunto Gala.


-porque yo….-.habíamos roto a Ana estaba perdida y todos lo podrían ver pues estaban todos presentes.

-¿Ana?-.pregunto Bass.

-¿ese es el vestido de marjorie?-.pregunto Isabel al ver el vestido que llevaba Ana.

-no, dejen de acusarme de ladrona, me hartaron ya son unos niñitos pijos que no tienen respeto por nada yo solo quería que marjorie pagara lo que había hecho antes-.dijo Ana aun llorando.

-¡eres una mierda!-.solté al oír lo que Ana decía.

-toma tu puto vestido-.dijo quitándose el vestido y quedando en lencería frente a todos.

-eso no importa si marjorie quisiera dior mandaría uno para ella-.dijo Gala defendiéndome.

-póntelo de nuevo no creo que marjorie lo quiera-.dijo Bass, así que me acerque más a Ana estaba furiosa, y le solté una bofetada arrebatándole el vestido de las manos, y tomandole una foto a su cara de impresion.

-Claro que lo quiero, es mío-. Dije marchándome del lugar….

-¡PERDONAME!-.grito Ana mientras me marchaba, yo solo levante el dedo del medio sin voltear a verle.

Mi madre camino hacia el juez con un lindo vestido, dijo acepto y firmo el acta al igual que Felipe, hacia muchísimo tiempo que no le veía tan feliz es más me atrevo a decir que jamás la había visto igual, tenía esa sonrisa nerviosa y que parece estar a punto de explotar…apenas acabo la ceremonia en el jardín del hotel, me metí y prendí un cigarrillo…

-¿estás bien marjorie?-.pregunto Isabel que me había seguido.

-si, no sé qué paso hace rato pero lo dejare por la paz.

-claro después de una bofetada que más se puede hacer y lo de la foto le dio el toque quiero verla

-ahaja, siempre llevo conmigo la camara no se sabe cuando sucedera algo asi, gracias Isabel,

-¿por qué?

-por todo lo que has hecho por nosotras el día del robo.

-no es nada, aunque entre en pánico cuando te encontraron droga.

-si lo sé yo también.

-sabes que siempre estaré ahí, aunque no siempre sepa que hacer.

-si lose yo también amiga.

-me debes unos vestidos Jajaja.

-por lo menos sobrevivió uno y es hermoso.
-te quiero-.dijo Isabel quitándome mi cigarro y fumando de él.

viernes, 24 de diciembre de 2010

un solo zapato puede cambiar tu vida.cap.62

-tenemos que hacer algo, ¡ya!


-ya paso un mes y ella sigue igual el otro día, la vi en la limo de Bass, la usa como si fuera de ella-

-el otro día dijo que mis diseños eran ostentosos, eso me dolió mucho-.dijo Isabel quien se había pasado dos meses haciendo los vestidos que todas llevaríamos en la boda de mi madre.

-pues yo aun no la conozco pero con todo lo que me han contado, me cae mal por naca-. Dijo Gala.

-¿y qué me proponen?

-mira mi brazalete marjorie-.dijo gala extendiendo su mano dejando ver un brazalete con una carroza y una zapatilla.


-“una zapatilla puede cambiar tu vida”-.leí en voz alta mientras todas se miraban.

-con eso empezaremos con una zapatilla y un robo el resto se los dejo a ustedes.

-claro hay que ir rompiendo poco a poco a esa Ana hasta que se vaya-.dijo pía mientras sonreía de una forma muy mala.

-Jajaja, me dan miedo, pero si esto es lo que aremos….primero iremos de Compras así podremos comprar los accesorios y zapatillas para la boda.

-¿me parece perfecto, a donde vamos?-.pregunto Marian mientras se pintaba las uñas.

-New York, está ansioso de conocer a Ana-.dije sonriendo, lo tenía todo planeado iríamos ahí lejos de Bass y de cualquiera que ella le pudiera llorar, no soy cruel pero ella, tiene algo.

Le marque a casa de Bass me contesto ella misma hacia un mes que Bass no tenia chica del servicio, todos sabíamos que era porque Ana sabia que cogía con ellas y como ella llego y es madre teresa de Ana pues quiere cambiar al pobre Bass…

-hola Ana soy marjorie.

-hola marjo-. Odio que me llame así.

-si hablo por que iremos un par de amigas de compras ya sabes la boda de mi madre es una semana y pues iremos pro algunas cosas, tal vez quieras ir.

-si claro.

-bueno entonces te veo en el aeropuerto, dile al chofer que te meta a la pista el ya sabe.

-¿marjo, porque al aeropuerto?

-iremos a NY…

-¡ah! ¡Grandioso nos vemos ahí Marjo...!

-Gala, llama a la tienda de tu madre en nueva york iremos ahí, dile al vendedor….-. así empecé a contarles el plan, mi madre asedio a que fuéramos a NY iríamos esa misma tarde era un vuelo largo así que decidimos decir que iríamos a la casa de campo de Marian, sus padres estaban en su segunda luna de miel así que todo estaba bien la única con problemas era Pía pero hortensia accedió a hablar con su madre claro haciéndose pasar por mi madre…Leah también tuvo problemas pero cuando su padre se cercioro de que ningún hombre iría la dejo, estábamos listas, Gala, Pía, Isabel, Marian, Leah y yo.






Después de cinco horas de viaje llegamos a la ciudad, no estábamos cansadas pues habíamos dormido todo el vuelo así que estamos listas para comprar, Ana se enamoro de mis zapatillas, gala venía haciéndose la buena platicando con ella al igual que el resto excepto por Marian que decía que a ella no se le daba ser buena y tenía razón….

-esa plaza esta enorme-.dijo Ana al llegar a la plaza.

-ven compremos primero zapatillas y esas cosas.

-¿quién les ha hecho los vestidos? ¿Algún diseñador?


-no ha sido mejor que eso, los hiso Isabel, bueno los diseño aun no sabe muy bien eso de coser…

-si Ana son los diseños ostentosos.

-bueno son lindos pero jamás los usaría, no son yo.

-claro a ti te va mas la ropa de supermercado.

-¿disculpa?

-nada, vayamos a la tienda de mi madre-. Dijo gala

-¿tu madre tiene una tienda acá?

-su madre es diseñadora, muy famosa-. Conteste.

Cuando llegamos ella quedo encantada con unos botines, blancos y gris de piel de serpiente, a mi no me va eso pero si ella los amo qué más da, gala insistió en que los probara y así fue, va perfecto el plan, antes de que se los quitara le hablamos, empezamos a agobiarla con platicas, preguntas, y ropa que le aventábamos para probársela….

La idiota se cree que ellas quieren ser sus amigas, aun recuerdo como marjorie me puso a prueba en el cole, jajá me tiraba de lesbiana “Marian es lesbiana” eso le decía a todos y otras cosas horribles pero aguante, claro después entendí su juego ella no te quiere hacer pasar por un mal rato, ella solo no confía mucho en la gente y he aprendido de ella lo bastante como para saber que todos ocultamos cosas y Ana no puede ser la excepción, el vendedor que sabe todo lo del juego me ha dado el vestido que más le ha gustado Ana, está claro que Isabel se lo elogio porque es su gusto, la cosa es meterlo a su bolso, le hago señas a marjorie para que se la lleve al vestido mientras meto el vestido en su bolsa café, al parecer Bass le ha comprado un majo de cosas, apenas si me alcanza a meter el vestido en el bolso, el vendedor se ríe a chorros.

-marjorie, está listo me compro los zapatos rosas-. Esa era la clave para que supiera que podíamos marcharnos.

-de acuerdo Marian, ¿todas tenemos nuestras cosas vamos, que quiero ir a chanel?-.dijo Gala.

Ahora viene mi parte jalar a Ana a la salida sin que pueda recordar que lleva las zapatillas puestas y tiene que ser la primera en salir así que me apresuro y la tomo del brazo.

-vente, te tengo que enseñar a un tipo que esta rebueno.

-Leah, tienes novio.

-Jajaja, ¿eso qué?-. La jale para salir corriendo, y el pitido de la puerta sonó…Ana se giro mientras todos la veían…







Ana no contesta el móvil, ni marjorie, Santiago también le ha marcado como loco a Leah y Gala pero nada, ninguna responde…

-¿Bass me puedes decir por qué vinimos a NY?

-por que yo no me creo la gentileza de marjorie, ni de Marian ni de Isabel, ni pía, de ninguna de ellas.

-oye mi novia si es gentil, Leah jamás aria nada para dañar a Ana

-sí pero marjorie sí.

-¿y por que he venido yo?-. Pregunto Santiago mientras bajábamos los escalones.

-por que a tu novia se le bota la canica a veces y debe de haber alguien que la controle

-lo dices como si fueran a matar a alguien-. Dijo Danny

-yo no sé pero Isabel me dijo que Ana era un perra y no es que me meta pero le creo.

-vamos eso es porque es tu novia…- grite apenas dijo Darío la declaración de Isabel…






Apenas tardo dos segundos en recordar que llevaba las zapatillas puestas así que se las quito y se las dio al vendedor.

-no Ana llévatelas, cárgalas a mi cuenta por favor-.dijo Gala cumpliendo con su parte.

-no gala, gracias.

-no seas tonta llévatelas-.dijo pía seguía su parte salimos todas antes que Ana por que se había quedado con pía mientras le daban la bolsa de zapatillas….y oh sorpresa que volvió a pitar la alarma.

-señorita Gala, me da pena pero habrá que revisarlas.

-oye tío yo ni siquiera cargo bolsa-. Dijo pía, que no llevaba bolsa con ella.

-disculpe señorita, me permite su bolsa-.dijo el vendedor a Ana quien estaba congelada, como si hubiera robado algo, claro todas sabíamos que era miedo…

-claro tome-. Extendió la bolsa al joven vendedor y oh mira que vestido se asoma ahí…


-¿señorita Gala?-. Dijo el vendedor enseñando el vestido

-eso no es mío, gala juro que no es mío….-.dijo Ana mientras lloraba.

-claro debe ser un error, regrésalo a su bolsa y cárgalo también.

-de acuerdo señorita, un saludo a su madre…- y así todas empezamos a caminar pero Ana se quedo atrás sorprendida por lo pasado….

-¿marjorie has sido tú verdad?-. Me grito desde atrás.

-¿Qué? Estas de broma Ana, que no has visto que no ha pasado nada seguramente el vestido se fue a tu bolsa por error.

-yo no soy ninguna ladrona óiganme bien, y no estoy de broma.

-ni nosotras-.dije mientras me acercaba a ella muy pero muy cerca.

-no me das miedo.

-pues deberías porque después de esa salvada que te dimos demostramos que no nos importa que seas medio ladroncilla-. Mientras decía esto pude ver su mano acercarse a mi mejilla, pero Isabel lo vio antes y le paró la mano.

-jamás Ana me oyes jamás-. Dijo mientras apretaba el puño en la muñeca de Ana.

Todas la miraban desconcertadas estaba claro que no pensábamos que tendría esta reacción y lo de la bofetada hubiera sido un toque único…



Apenas si llegamos al hotel bote mi ropa y me fui a fumar un cigarrillo a la cocina de la suite, Isabel se estaba bañando pero su celular no paraba de sonar, así que conteste era Darío necio con que le dijera en que hotel estaba y cuando le dije que en el plaza me soltó la bomba de que venían en camino…

-estas jodido no quiero que vengan-.dije a Darío.

-pues vamos para haya dime la habitación

-234, pero traigan algo que fumar…

-jajá, está bien nos vemos ahí…- abrí la habitación donde todas se estaban cambiando…

-¡EY Darío viene con los chicos!-. cuando dije esto pude ver la cara de Ana de sorpresa y de nuevo su expresión de miedo, apenas si nos dio tiempo de arreglarnos y de pedir servicio a la habitación unas cuantas botellas, Ana solo estaba sentada fumando y fumando, yo estaba preparándole un porro a Marian que estaba de lo más rara conmigo.

-abran es la poli-. Gritaron desde el otro lado de la puerta era Darío bromeando.

-si fuera la poli tu serias el primero en correr-.dije cuando abrí la puerta a Darío que al parecer no venia nada solo pues venia Max, a quien salude con un beso en la boca, Santiago, Bass que ni siquiera saludo solo entro con su mujercita y Danny.

Y como nunca podía faltar mientras besaba a Max Ana entro a la habitación a interrumpir…


-marjorie podemos hablar-.pregunto Ana.

-si claro, Max deberías ir por un porro ahora te alcanzo-

-ok amor, las dejo-. Dijo dando me un beso en la frente.


-perdón por interrumpir, se ve que te quiere mucho.

-si, supongo, ¿Qué es lo que quieres?

-no le digas nada a Bass del vestido.

-estas mal se lo tengo que decir.

-si se lo dices el pensara cosas que no y tu sabes que yo no robe nada.

-el que me lo estas pidiendo me hace pensar eso justamente, que tú los robaste

-marjorie tú no le dirás nada a Bass-. Apenas dijo esto Bass entro a la habitación

-¿Qué no me dirás marjorie?-.pregunto mientras nos miraba, no pudo ser mejor momento Bass.

-yo los dejo solos, ella te dirá todo Bass-.dije saliendo de la habitación, si algo se es que tengo tanta suerte.



Apenas puedo creer que Ana me quiera mentir en algo bueno mejor dicho ocultar algo, y marjorie al tanto de eso no me lo creo debe ser algo grueso.

-¿me dirás que él lo que no quieres que sepa?

-me han comprado un montón de ropa, zapatos y me da pena decirte.

-jajá a como son seguro me llega la cuenta, pero eso no es algo tan grave

-para mí lo es, estas cosas de viajar a NY no es lo mío ni siquiera lo conocía hasta hoy.

-yo te puedo llevar donde quieras-.dije mientras la besaba, pude sentir como sonreía a la orilla de mi boca.

-quiero que me lleves al cielo…-. Dijo besándome y quitándome la camisa, al fin tanto esperar para esto, Bass nadie se te resiste…

-me parece perfecto-. Empecé a besarle los pechos, hasta que el deje desnuda sobre la cama….

-despacio Bass…-dijo entre jadeos….después de un rato de estar dentro de ella, estaba todo perfecto ella gemía yo igual…pero lo raro y doloroso sucedió

-voy a correrme-.dije entre jadeos.

-¡no!-.contesto Ana aventándome de la cama, sentí un dolor en el miembro caliente y grite como loco había dolido y no había acabado.

-¡MIERDA Ana! ¡Mierda! ¡Que te jodan!-.dije saliendo de la habitación desnudo con mi ropa en mano…me puse los pantalones y la camisa y Salí al balcón donde estaba Santiago tomándose un trago solo….

-¿Qué te paso Bass? No tienes buena cara-.me pregunto al verme, estaba furioso, nunca digo me voy a correr cuando estoy teniendo sexo simplemente lo hago y punto, pero esta vez se me ha salido.

-que estaba cogiendo con Ana y dije voy a correrme y la muy…. ¡me empujo de la cama prácticamente saco a la mala mi pene!- cuando grite esto venia llegando Max con cara de preocupado…

-¡Marjorie no era virgen Santiago!-. Le grito a Santiago que tenía cara de no entender nada de lo que sucedía.

-bueno mejor me voy los dejo que platiquen iré a ver qué pasa con Ana-.dije retirándome.

-y tú qué dices Max no entiendo.

-bueno en el viaje al DF lo he hecho con marjorie, pero no era virgen, y el mensaje con la foto era ella con otro tipo, y creo que acabo de confirmar quien es.

-¿hablas de Bass?

-si, marjorie salió con él y es Bass se tiraría a su propia hermana

-no creo que sea un cerdo, pero marjorie no te dijo nada.

-no le he preguntado, no me importa bueno no sé.

-te diré algo ve y coge con ella tu que puedes yo ni siquiera he fajado decentemente con mi novia-. Era verdad Leah y yo no habíamos tenido alguna calentada, no ella siempre marcaba el limite jamás había estado con alguien así siempre me metía con tipas que a la primera se desnudaban…

-por lo menos sabes que ella no estará con nadie más.

-creo, pero igual marjorie está contigo no con otro así que aprovecha.

-gracias Santiago, y tu prepara algo cursi con Leah veras como cae…

-ya lo creo.-justo cuando entro Max a la sala escuche ruidos del cuarto, y cuando entre estaban brincando sobre la cama, al parecer todos estaban enfiestados hasta Leah que reía como loca con marjorie, mientras brincaban…

-amor ven brinca-.dijo Leah al verme

-si amor vente a brincar-.arremedo marjorie sacando otra sonrisa a Leah.

-díganme que no la drogaron, JJAJAJA

-que va Santiago esta tipa está loca, le falta más de un tornillo-.contesto Isabel que estaba beso y beso con Darío.

-por cierto marjorie Max te espera en la sala-.dije interrumpiendo las risas de la habitación

-gracias Santi, por cierto hazme un trago de como tú sabes hacerlo, lo he querido hace pero me supo a mierda pura.

-no creo que lo ocupes con lo que Max te dará…jajá



Cuando Salí de la recamara no había nadie en la sala pero estaba la música a todo lo que da odio a kesha.

-desde que te conozco he viajado un madral-.dijo Max por detrás de mí.

-jajá, ¿y te disgusta?

-para nada, ¿marjorie puedo preguntar algo?

-ya lo estas haciendo pero bueno te doy otra pregunta-

-¿algún día avanzara la relación digo el sexo es maravilloso pero ira mas allá?

-¿quieres ser mi pareja en la boda de mi madre?-.pregunte para salir del apuro yo sabía la respuesta no amansaría por que yo no lo quería así

-me encanta la idea-.dijo besándome.

-¿aquí?-.pregunte al ver que se sacaba la camisa

-aquí-.contesto sonriendo en la comisura de mis labios, me saco la blusa y me cargo….

Por la mañana todos estaban dormidos donde querían incluso yo termine en el sillón con Max y Danny por el otro lado…después de mucho alcohol como era siempre y de estar enfiestados en nuestra suite, subimos al avión con la cruda a todo lo que da, no es bueno mezclar Jägermeister con otras bebidas….por lo menos el viaje sirvió de algo yo me lleve un buen polvo y Bass esta de lo más serio con Ana

martes, 21 de diciembre de 2010

entre dos cielos.

En la ciudad de rojos horizontes
que encierran los vientos
y amparan las alas de los monstruos;
donde los blancos salitrales
impiden la preñez de la tierra,
y los tamariscos cobijan el miedo,
hay seres que inventan nuevos cielos
para poder seguir viviendo.


En la ciudad de ventanas opacadas
por el polvo de la indiferencia
y la gris complicidad del silencio;
en cuyas calles permanecen indelebles
las huellas de botas genocidas
y del angel de la muerte,
hay seres que desaparecen de la tierra
sin poder elegir otros cielos.

En la ciudad de los parques mortecinos
y de iglesias hermanadas
con los cuervos asesinos y el terror;
donde voceros inauditos
corrompen el aire
y quiebran los sueños de brotes nuevos,
hay seres que nunca eligieron
vivir bajo otro cielo.





RAQUEL PARTNOY

Washington, 2001

domingo, 19 de diciembre de 2010

te tomare una foto.cap.61

Pase temprano a casa de Bass por Danny ni si quiera quise bajarme no tenía ganas de toparme con Ana sentía como se revolvía mi estomago nada mas de mencionarla, asi que espere a que danny saliera.


-¿hola amor estás listo?-. Pregunte apenas si arranque el carro.

-así que tu digas que listo estoy pues no, me muero de ansiedad, Ana estaba súper rara conmigo hoy apenas puedo creer que Bass viva con alguien y al parecer va enserio.

-eso no durara ni un mes.

-¿por qué?

-por que yo me voy a encargar de esa bitch

-jajá ¿y eso por qué?

-yo sé porque estaba rara contigo, le da vergüenza, si sabes que Bass durmió en el sofá y que Ana no dejo que te quedaras en su habitación, porque la señorita mojigata no duerme con Bass

-esa perra.

-lo sé ella solo vino a mover el orden social, espero que se ubique o habrá que ubicarla

-pido venganza.

-Jajaja, tendré que hablar con las demás-. Danny tenía razón, y a mí me daban ganas de jugar con Ana digo si quiere pertenecer aquí tiene que pasar las pruebas de vida ¿no?; llegamos a la clínica el análisis tardaría una hora antes de ser entregado así que nos fuimos a la cafetería a tomar un algo y esperar el resultado…

-¿Qué pasara si salgo positivo?

-eso no pasara aun no has tenido sexo conmigo.

-jajá eso es porque eres virgen

-era…

-¿Qué lo has hecho con Max? Lo sabia estaba demasiado bueno como para nomas verlo

-sí pero antes con David

-a la mierda marjorie, ese tipo se veía decente

-es decente, bueno no tanto.

-Jajaja, anda marjorie cuéntamelo.

-fue lo mejor, lo recordare siempre aun que no quiera, mientras me besaba me sentía como jamás, lo deseaba, después me di cuenta de que era más que un desea, me imagine con él, me reí al pensar que lo creía un juego, al final no lo fue David nunca fue un juego, siempre lo supe pero tengo tanto odio dentro que no me deja amarle.

-ay marjorie, claro que lo puedes amar.

-no, ya no aunque él estuviera aquí lo sentiría distante, los dos nos mentimos, somos de mundos distintos, con una misma memoria solo eso.

-hablas como todo un poeta.

-solo quería que se acabara el viaje, ahora que estoy aquí me siento…

-¿segura? ¿Eso sientes cuando estas con Max verdad?

-si, pero también me siento como una mierda, Max no me hace sentir en el cielo incluso dudo a veces que me haga sentir algo…

-si estas con él es por algo, algo bueno traerá ya lo veras…

-Jajaja, ven pon tu mejor cara te tomare una foto.

-eso es por las ansias de perderme

-se que siempre estarás aquí…

-eso sí, si no quien te dirá tus verdades cerda.

-jajaja, joto.

-ahora que lo veo, ese anillo es nuevo ¿regalo de cumpleaños?

-es de David de hecho, no quiero hablar más…-. Apenas dije esto entro la enfermera con un sobre estaba buscando a Danny, este tembló con solo tener el sobre sus manos, la verdad no sabría como reaccionar si Danny tuviera sida, sería algo critico demasiado para todos; apenas si vio la hoja empezó a llorar y soltó una carcajada.

-¡SOY NEGATIVO!!

-mierda, que bueno Danny-. Dije sonriendo.







Ni si quiera puedo moverme, muero de hambre pero no voy a comer solo me falta un kilo, solo un maldito kilo y todo irá bien…

-¡hija! ¡Pía!-. Apenas si escucho como me llama mi madre corro a cerrar la puerta

-ya voy mama me estoy bañando.

-no me gusta que cierres el baño…

-¿Qué quieres?-.digo mientras abro la puerta

-Samuel esta aquí

-no lo quiero ver.

-¿que? No pía tú no decides, Samuel es todo un caballero, este año se recibe así que baja-. ella de verdad pretendia poner en orden mi vida.

-mama es que ya no me gusta, no quiero estar con el, yo…

-mira tú no vas a encontrar nunca quien te ame de verdad pía, eso no existe quítate tus ideas de esa cabeza, si no lo vas a recibir más vale que te pongas a rezar por que no te deje-. Dijo saliendo de mi habitación apenas si escuche pero le puso llave a mi puerta.

-¡ABREME! ¡MAMA! ¡ABREMEEEEEE!

Apenas si oigo cerrar la puerta me apresuro a la ventana, Samuel viene con su auto…

-Shht…Samuel.

-¿Pía? ¿Qué haces?

-venga ayúdame a salir.

-pues salte acá te cacho, pero no hagas ruido-. Demasiado tarde mi madre ya viene subiendo.

Me avente por la ventana y corrí lo más rápido que pude Samuel igual corrió hasta su automóvil, y arranco ya no mire si mi madre vio que me fui con Samuel.

-mi madre está loca.

-me ha dicho que no querías verme.

-pues, si pero no se Samuel estoy confundida.

-Pía yo te quiero muchísimo y aria cualquier cosa por ti pero si tu no me amas yo no puedo hacer nada.

-te quiero pero no te amo, pero podría hacerlo mis estándares no son tan altos.

-tú decides en un mes serás mayor de edad y tu madre no te mandara.

-ella tiene sus ideas, cree que eres el hombre para mí.

-ella sabe que tu y yo…

-¡NO! Me mata.

-¿entonces trataras de amarme?

-si, pero podemos hacer una parada antes.

-claro, en el asiento de atrás traigo el vestido que dejaste olvidado en mi casa póntelo, vas muy descubierta.

Lo guie hasta la casa de Charlie tenía tiempo sin verle pero sabía que aun había algo que terminar con él, ahora que marjorie consume y el resto también será fácil encontrar tachas, y eso es lo único que me liga a Charlie.

Apenas si entre el estaba sentado en el sofá y una chica morena andaba en camisa por la casa, me miro y se relajo aun más de lo que estaba.

-por fin estas aquí pía, pensé que no te volvería a ver.

-a eso vine, yo ya no te buscare mas.

-¿estás segura? Porque tú no puedes sin mi recuerda que no puedes hacer nada sin mí.

-yo no estoy muy segura de eso incluso me atrevería a decir que eres tu el que no puede estar sin mí.

-ajajajaja, por mi te puedes ir al carajo.

-adiós Charlie.

-espera, tú alguna vez me prometiste estar en mi pared y no lo has cumplido-. Volví la mirada a su pared, estaba llena de fotografías de chicas, algunas desnudas otras con ropa, era su pared, ahí colgaba fotos de las chicas con las que se acostaba, decía que nunca repetía, acepto por mí.

-será mejor que me vaya…

-¡vamos solo una foto! Todas vuelven pía regresa….

Salí de la casa y subí al carro son Samuel estaba dispuesta a una oportunidad, necesitaba ser feliz…




Apenas si puedo creer lo que duro mi fantasía apenas si unas horas antes de que enrique me hablara para un trabajo urgente, salvado por la campana tal vez.

-no entiendo porque no le dijiste que estabas de vacaciones.

-por que mi trabajo es primero.

-claro se me olvida que no estoy en tu top.

-no se trata de eso catalina

-últimamente no se trata de nosotros

-sabes que catalina esto ya no va, ya no te amo no puedo estar más contigo, exiges cosas que son estúpidas.

-vaya, ahora soy estúpida David como te ha cambiado.

-¿Quién?

-está claro que estás viendo a alguien más, llevas meses así y tus cuentas bancarias dicen que compras tiffany, cámaras, galletas y yo no he visto nada de eso, vamos acepta que tiene a alguien más.

-no no tengo a nadie más pero me muero por que sea así.

-yo te amo, no me dejes.

-no basta con que tú me ames, no es gusto y no lo aria creí que podía pero no.

-¿me amaste?

-en algún momento lo fuiste todo.

-puede volver ese momento no te rindas, tu nunca lo haces

-no puedo-. Dije mientras abría la puerta y Salí…pude escuchar a Catalina soltar un fuerte grito y una cosa romper, por un momento quise regresar pero no lo hice.

Apenas si llegue al museo noto que todo está desarreglado, papeles tirados, las sabanas están revueltas, la puerta del baño abierta, cuando entro al baño noto el escrito en el espejo, junto una fotografías mías y de marjorie, al parecer no soy el único dispuesto a olvidar apenas si puedo pensar claro, suelto un grito ahogado por las lagrimas, nunca me ha importado llorar pero esta vez muero de coraje, tomo la fotografía y saco un cigarrillo junto con un encendedor….si marjorie las dejo acá es porque al igual que yo ya no las quiere ver…tomo la fotografía y le prendo fuego, apenas si se quema un poco y la apago.
-¡Mierda!....