martes, 26 de octubre de 2010

enamorate,vive y siente. cap. 39

Es el último día del tetra la escuela es un caos como siempre yo voy a mi carro con Santiago para ir al perfo-tatu fest… aquí te hacen tatuajes y perforaciones y te dan alcohol, uno de mis amigos lo organiza, es muy divertido la verdad…cuando llegamos a casa de Fred varios amigos estaban alcoholizándose al parecer el primero en acabarse la botella era el primero en perforarse o empezar su tatú…


-¿estás seguro de que te quieres perforar Santiago?

-tú lo hiciste-

-sí pero en un lugar tranquilo, sin alcohol-

-te vas a tatuar-

-sí pero no tomare.

-ni yo- mentira después de quince minutos ya tenía botella en la mano, se hiso un superficial en la parte baja de su estomago, la verdad estaba padre, pero vi como le dolió y casi me arrepiento de tatuarme, así que Santiago me dio una pastilla para ponerme al cien.

-lista marjorie- pregunto Fred.

-¡No!

-JAJA, entonces acuéstate, ya tengo aquí el diseño-

-¿me dolerá?

-no tanto, aparte ya te tomaste una medicina ¿no?-dijo con tono sarcástico.

-idiota, Jajaja, anda empieza ¡ya!-después de una hora el trabajo estaba terminado, es perfecto, esta sobre mi costilla dice Free…

-¿cómo quedo eh?-pregunto Fred.

-perfecto, ¡Santiago! ¡Ven!

-¡wow! Esta cabron.

-¿te gusta?

-la neta si marjorie…

-vámonos que se supone que tengo que llegar a comer a casa, yo manejo- Santiago estaba ebrio, y eso que apenas era la una de la tarde…

-¡adiós Fred!-grito Santiago por lo alto.

Cuando llegamos a su casa, su padre se asomo por la ventana, me despedí y arranque, no quería quedarme para la bomba que le caería cuando se dieran cuenta de su estado-

-¡MAMA! ¡Abuelo! ¡Ya llegue!-cuando llegue a la sala me lleve la sorpresa de mi vida, ahí estaba Max con mi madre y el abuelo… ¡Trágame tierra!

-Hola amor-dijo mi madre.

-Hola marjorie.-

-hola Max, ¿Qué haces aquí?

-yo lo invite-dijo el abuelo, esto no me huele nada bien…

-te marque, pero no contestaste-dijo Max disculpándose, deberían ver mi cara en este momento, estaba tiesa con los ojos bien abiertos para que nada se me fuera a escapar y mirando de lado a lado.

-Este bien, ¿comerás aquí?

-si…espero no te moleste.

-para nada.

-en ese caso pasemos a la mesa-dijo mi madre.

La cena iba de maravilla hasta que llego en ese mismo momento el correo…

-Quien es hortensia.

-dejaron esto señora, es para marjorie del DF.-hortensia tenía un sobre amarillo.

-ábrelo marjorie- ordeno mi abuelo.

-me gustaría hacerlo en mi habitación mas tarde.

-no ábrelo ahora- ¡CARAJO QUE NO!

-papa deja a la niña, son asuntos de ella.

-puede ser sobre la demanda.

-abuelo Max esta aquí, no quiero tratar esos asuntos.

-¡Ábrelo!- el abuelo se paro, enojado no puedo abrirlo, ya sé lo que es lo siento debajo de mis dedos las iniciales A y E, es la invitación de la boda…

-Max, creo que deberías irte, te busco mas tarde.

-Claro, perdón-

-no jovencito antes que se marche, quiero saber ¿qué es de mi nieta?

-amigo señor- Max sonaba seguro, su contestación sonaba a verdad.

-me quedo tranquilo entonces, que pase un buen día jovencito.- acto seguido Max se marcho dejándome a solas con mi pequeña familia…

-Amor ábrelo, que puede ser tan importante.

-No lo abriré…- Salí corriendo a mi habitación, mientras mi abuelo grita a mis espaldas…

Abro el sobre no me equivoque es la invitación a la boda…con una nota “y tu mama que juro que nunca se dejaría olvidar” es lola de eso estoy segura… ¡LA ODIO!

-¿hija puedo pasar?

-si mama

-marjorie, ¿por qué llorar? ¿Es por la boda?

-¿cómo? ¿Acaso tú sabes todo?

-sí, tu padre me lo dijo, no entiendo como lo sabes tu

-ellas dos son malas mama.

-¿quiénes?

-Adriana y su hija, las dos son unas ¡PERRAS!-

-amor… mira cálmate no pasa nada yo estoy feliz con Felipe yo estoy bien y quiero que tu lo estés.

-no mama, es que yo ya no creo en nada ni nadie, yo hace apenas un tiempo creía que algún día tu y papa volverían pero eso no pasara...

-para vivir hay que creer, eso me lo dijo tu abuelita hace mucho tiempo marjorie, ¿Qué me dices de ese muchacho?

-es un amigo, ya lo dijo el ¿no?

-déjate querer amor

-tal vez.

-solo para acabar tu día, el abuelo te espera en el despacho.- ¡MIERDA!



-que fue todo ese pancho que armaste en la cena-pregunto el abuelo,mientras me sentaba en el piano.

-solo estoy cansada, de que todos me oculten cosas, acaso yo no puedo hacer lo mismo.-

-¡NO! No señorita este mal-

-¿por qué abuelo? ¿Por no querer seguir tus normas tontas?

-si por eso-

-no quiero que vuelvas a meterte en mi vida abuelo, Max es mi amigo y si quiero puede ser más-

-¿de verdad? No lo invite para molestarte, hija me daba miedo lo que sintieras respecto al amor.- esto que me dice mi abuelo solo me confunde mas…

-¿a qué te refieres?

-quiero que te enamores, que vivas, que sientas y creo que no lo estás haciendo
-te equivocas, si lo hago.- dije mientras miraba por la ventana como mi madre se limpiaba las mejillas

-Tu nunca cambiaras lo que ha sido y fue, y tu ya tienes tu destino...-se sento por mi lado mientras tocaba la melodia que me habian enseñado desde chica.


estoy enamorada de David, vivo sin límites a como me place y odio a lola y Adriana… todo lo que mi abuelo pide

lunes, 25 de octubre de 2010

las princesas tambien la cagan. Cap.38

-no puedo creer que vinieras por mi- apenas me marco, para decirme que estaba en mi calle, me vestí con un suéter azul y me recogí el pelo, así o mas equis.


-ya te dije que no la voy a cagar de nuevo.

-¿y a que café iremos?

-ya veras, es el único lugar tranquilo que tolero

El café es pequeño y tiene un mapa en cada mesa de un diferente continente, ciudad o país, huele a café... ¡QUERICO!

-huele muy bien.

-¿en qué continente quieres sentarte?

-ahí…-dije señalando la mesa.

-América del sur, interesante ¿conoces algún país de ahí?

-no, pero me encantaría conocer.

-¿Qué país te gustaría ver?

-caracas, Venezuela de ahí es mi madre

-¿vives con ella?

-no, vivo con mi padre ella está en saltillo.

-¡ah!

-nunca me has contado de tus padres.

-no hay mucho que decir, aparte aun no entramos en esas conversaciones.

-¿quieres entrar?

-la verdad, no creo que sea divertido

-jajá, tienes razón-

-aparte hoy hablaremos, de tu viaje a Venezuela.

-eso no pasara, se ocupa un milagro, AJAJAJ

-algún día tal vez- la plática, fue leve sobre lo que yo quería y lo que él era, me sorprendió un poco creí que era más complicado de lo que me mostro, empiezo a sentir algo por el.



Darío no me contesta el móvil, no soy una novia loca pero ya me preocupe ¿y si le paso algo? El teléfono suena, es Darío

-¿bueno Darío?

-hola- su voz era lenta, estaba drogado.

-¿dónde está?

-en casa con edd, ¿por qué?

-iré al bar con todos, no quieres venir.

-no gracias tengo mi propia fiesta, ¿no quieres venir?

-¿a drogarme? No gracias- estoy enojada como me habla en ese estado.

-¿y a que voy al bar a emborracharme?

-como quieras, adiós.-le marco a marjorie, por si puede venir por mí el cel. suena…

-¿Que paso Isabel?

-¿iras al bar?

-no, estoy con Max, edd y los chicos.

-¿qué hacen?

-¡ya sabes!

-solo pregunto.

-Bass, me dijo que iría pregúntale-

-ok adiós.

Bass, apenas si hablo con él, tome mi celular y le publique en su muro, al minuto contesto “¿quieres que pase por ti?” obvio quiero que alguien venga por mi y no quedarme como hongo….apenas pasaron 30 minutos cuando el llego puntual.

En el bar, había mucha gente conocida era domingo y aun así estaba lleno, Marian y Leo, Pía y Samuel, Danny con Ben, Bass y yo. Danny compro una botella de Jack y otra de vodka

-De aquí nadie se va hasta que se acaben las botellas.- dicho esto todos tomamos como si fuera agua, empiezo a marearme, la música esta alto apenas entiendo lo que dicen todos.

-¿Quieres ir por agua?

-¿agua? Aquí hay un poco de vodka, a no, no hay- dije al darme cuenta que la botella se había acabado.-Vamos pues.

Bass, empezó a bailarme era gracioso… ¿Dónde estará Darío?....

-estas, muy linda Isabel- Bass estaba tocando mi pelo

-JAJA, gracias.

¡Por un momento se me fue la cabeza olvide a Darío olvide todo maldito alcohol! ¡Bass me beso!

-¿nos vamos pregunto Bass?- ya era tarde y Bianca estaba molestando en el móvil, después de un rato de ir en silencio en el carro llegamos a mi casa

-buenas noches Bastian.

-buenas noches…

Entrando a mi casa Bianca estaba en la cocina ya en bata.

-Mira nada más como vienes, toda ebria.- si estoy ebria el piso se me mueve y Bianca no habla grita.

-¿Y? ¿Cuál es el problema Bianca?

-el problema es que vienes toda ebria y de seguro vienes de estar con tu novio, ese feo.

-Bianca, para tu saber yo no estaba con Darío, estaba con Bastian Cáeles, el es así como a ti te gustan llenos de dinero.

-No me hables así.

-Me tienes hasta la madre Bianca, ¡PUDRETE!- Salí corriendo a mi habitación, para meterme a bañar y que se me baje lo peda. Por la mañana Bianca no me hablaba y yo tenía un dolor horrible de cabeza, mi padre se fue a trabajar y me dejo en la escuela no me dijo nada por lo tanto no debe saber que paso por la noche, nadie menciono nada en mi casa, hasta que regrese del cole.

-¿Como estas de tu cruda?

-ahí va.

-agradece que no le dije a tu padre.

-Gracias, tu siempre tan linda, iré a recostarme en la sala en lo que llega papa.

-iré al súper, si llega papa le dices que espere.

-Ok.

El timbre sonó….

-niña Isabel, la busca su novio.

-hazlo pasar- ¿ahora qué hago? Lo mejor que sé hacer fingir que ayer no paso nada.

-Hola amor.

-Hola amor.- me dio un beso en la boca ¡ayúdame!

-¿cómo te la pasaste ayer?

-bien, estuvo tranquilo ¿y tú?

-bien, y que no paso nada por lo que me tenga que arrepentir de no haber ido.

-NO- si bese a Bass…

-¡Párala ya! Sé que te diste tus buenos besos con Bass...

-¡no! Esas son mentiras, ¿Quién te dijo eso?

-Basta Isabel, lo besaste sí o no.

-¡NO! Bueno si pero fue solo una vez y no significo nada para mí.-Darío soltó un grito y se marcho.

                                                                    ¡LA CAGUE!

jueves, 21 de octubre de 2010

no se aceptan devoluciones. cap.37

-Pía, levántate vamos a la iglesia.


-¡NO!

-párate ahora mismo- mi madre jala mi sabana dejándome al descubierto.- ¡Pía María, que es eso que llevas puesto!- lo había olvidado llevaba mi liguero ayer no me lo quite.

-pues es un liguero.

-¿y qué haces tú con eso?

-no te asustes ayer fui a la oración y me puse medias y pues no me quite el liguero.

-a bueno, Pía ya viste que feas tienes tus piernas todas llenas de celulitis.

-¿Qué?- me paro rapidísimo para mirar mis piernas en el espejo, es verdad ahí ay celulitis que asco-

-apúrate para ir a la iglesia.

-no, no voy tengo muchísima tarea.

-la haces en la tarde.

-¡No!- el timbre sonó.

-seguro es Samuel, que viene por ti para ir a la iglesia.- si mi madre abrió la puerta desde aquí puedo escuchar su voz…-¡Pía, Samuel esta aquí!-cuando salgo de mi habitación, en bata por qué no me da tiempo de cambiarme, Samuel se mira tan lindo hoy tiene algo diferente.

-Hola amor

-hola pía, veo que no iras a la iglesia.

-no es que tengo cosas que hacer.

-Hija yo ya me voy a la iglesia, nos acompañas Samuel.

-si no le importa iré a la de la siguiente hora, me gustaría quedarme con pía.

-¿solos?

-jamás abusaría de su confianza señora.

-eso espero, se cuidan.

Si claro eso dice ahora pero no dijo lo mismo mientras nos revolcábamos en su cama, eso me recuerda que tengo que hacer ejercicio anti celulitis y el sexo es bueno para eso, me quito mi bata dejando ver mi liguero y mi sostén trasparente.

-¡Wow!

-¿por esto te quedaste aquí no?

-no, pero me parece buena idea- Hombres todos son iguales sean mormones, judíos, ateos, cristianos o apostólicos, cuando terminamos de tener sexo, Salí corriendo al baño a pesarme, no se pero estoy más gorda que ayer.

-¡Fuera de aquí Samuel! ¡FUERA!-

-¿Pía estas bien?- no, no estoy bien, estoy gorda obesa, no sé cómo no le da asco estar conmigo.

-¡Largo!

-ok, ok- en cuanto se va me pongo el ligero y me fumo un cigarrillo, para matar el hambre nunca lo hago pero ahora el estrés y el hambre me matan…el vomito se acerca…no puedo más vomito.



Es temprano en la mañana y no aguanto el dolor de cabeza, tengo que ver a Leah, que voy hacer ahora si la cague, como siempre me tomo mis pastillas, que el doc. Me receta claro me tomo unas cuantas más de la cuenta pero nunca nadie lo nota, es que a mí nunca nadie me nota solo mi padre y solo cuando hago algo mal….mi café junto con unos cigarros mas las pastillas, igual a una mañana tranquila….pi,pi,pi….un mensaje de texto.

-¡Leah!-es Leah, ¡si campeón!
“-ayer, fue grosero lo que hiciste pero igual no deje que me explicaras, lamento eso”
"-¿tomamos un cafe?  paso por ti en una hora"
"-sale por si las dudas, no me cambiare hasta que llegues"


Mis manos están sudando, tengo un hoyo en la panza, ¡no puedo creer que vaya hacerlo!

-lista, respira profundo.

-¡YA!-

-respira….-la aguja traspaso mi lengua, duele pero rico…

-¿yad?

-¡no hables!....ahora sí, quedo perfecto, no por nada me dicen máster hoyos.

-creí que te decían así por el hueco en tu cerebro Bastian

-que graciosa, ahí va uno mejor no podrás fumar, es lo mejor, puedes pero mejor no

-¿Qué?

-¡jajá!

-ni que no pudiera con el cigarro.
-¿y ahora por que te perforas?  me han dicho que estas loca pero ¿tu? con tu ropita chanel y tus cosas caras, con una perfo.
-me gustan, aparte no soy tan niña bien ok.
-no si eso se nota, pero en el antro o en las fiestas.
-entonces, para que preguntas lo que sabes y que no ves es un arete de hello kitty eso le pone el toque
-JAJA ¿eres asi con todos o nomas con migo?
-con tigo,JAJA- dije esto ultimo dandole un abraso.

martes, 19 de octubre de 2010

algun dia seras un hombre. cap.36

Lo bueno es que no soy un niño obeso, porque si no ni de pedo me podría salir por esta casa, nomas espero no meterme un putazo, salto de la ventana a la barda ¡mierda mi papa!


-¡Santiago! ¡Vuelve acá!-no le hago caso y salto a la calle puedo ver el carro de marjorie en la esquina.- ¡Santiago!- corro hacia el carro.

-¡Arranca marjorie!- ella mete el acelerador, dejando atrás a mi padre.

-¿Que paso, Santiago?

-me castigo y entonces me salte la barda y me cacho.

-¿y no te hiciste daño?-hasta ese momento no me había percatado de Gala en el asiento del copiloto.

-¿Gala?-

-hola Santiago.

-hola- vaya que luce espectacular.

Marjorie siguió el camino, no pensé a donde íbamos hasta que llegamos al Galaxi, donde era la tocada.

-bajémonos.

-que no, marjorie préstame tu carro, no préstame tu cel.

-¿qué te traes? toma mi cel., el carro ni muerta.

Le marco a Leah, no contesta, vamos….-

-¿bueno?- al fin contestan, pero no es su voz

- Comunícame con Leah, soy Santiago.

-No ella no puede atender – me cuelga ¡Mierda! No me puede estar pasando esto… ¿Qué hago?

-¿Santiago, vienes?- era Gala, fumando que hago pues a disfrutar, ya que mas da no creo verla en un lugar como este.

-claro, vamos.

Era la banda de Bastian la que tocaba esa noche y otras más, había mucha gente, estábamos platicando y tomando agosto, Gala era muy simpática, Marjorie ni nos pelaba estaba bien entrada con Max y bueno Isabel y Darío estaban en el Mosh…



No inventes ya me aburrí mis amigos solo saben de sus rollos y Santiago que me cancelo que mal rollo creo que Bastian tocaba hoy en el galaxi, debería ir a verlos igual me la paso mejor con marjorie y sus amigos que aquí.

-Summer, me das mi celular- Summer es mi mejor amiga, solo que a veces un cambio de gente está bien.

-toma.

-no marco nadie.

-no sé, ¿ya te vas?

-sí, ¿quieres venir? Iré al Galaxi es que hoy toca un amigo.

-no, paso te veo mañana.

-sale-

el lugar esta llenísimo espero encontrar a Marjorie, me gusta el sonido no sé si sea Bass pero suena bien, hay demasiada gente y todos aventándose, ni señas de marjorie ni de sus amigos, enseguida del escenario esta Isabel.

-¡Isabel!

-Ey, hola Leah.

-¿oye donde esta marjorie y ellos?

-ahí- dijo señalando un grupo de gente.

-Gracias… y si cuando llegue, estaba marjorie pero también estaba Santiago con Gala…

-¡Leah!- grito Marjorie asombrada, Santiago me está mirando…Sonríe Leah, sonríe como si fuera tu intención no importara que el este aquí con alguien más…

-Hola marjorie- dije con una sonrisa en los labios.- Solo vine a ver a Bass toca bastante bien.

-Si, ¿te quieres sentar?

-no, la verdad ya me iba, pero quería saludar.

-a bueno, le diré a Bass que viniste-Santiago esta congelando.

-Gracias marjo...adiós-

No lo puedo creer que tonta soy, claro que él no se fijaría en mi pero en ¿GALA? Ahora entiendo me cancelo para salir con ella, ¡WOW! Que descarado…

-¡Leah! ¡Espérame!

-¿qué Santiago?

-deja que te explique por favor.

-No tienes que explicar nada.

-no es que si te marque pero no sé quien me contesto y luego…

-no me importa- el estaba mirándome, yo no tengo tiempo para esto pero cuando me iba a marchar el me tomo por la cintura, toco mis labios.- ¡NO!

-lo siento-

-adiós Santiago.

-no Leah espera, por favor.

-¡no, primero no me vuelvas a besar, segundo yo odio las mentiras y tercero no me importa lo que hagas o dejes de hacer es tu vida!- me subí al carro y arranque, claro cuando llegue a casa me tire a la cama no puedo creer lo que acaba de pasarme, ¡me dejo plantada por otra y aparte me beso...! y lo peor es que me gusto…

-¿Santiago que pasa?-pregunto marjorie que me había seguido.

-Nada, ella me odia y no entiendo nada.

-algún día serás un hombre y entenderás este rollo

-¿cuándo sucederá eso?

-creo que falta mucho, ya vente no te agüites.- sus labios estaban calientes y suaves quisiera tocarlos de nuevo… ¡Soy un idiota!

lunes, 18 de octubre de 2010

!campeon! !idiota! cap.35

Es el momento está sola iré a invitarla a salir de nuevo, me da machín pena pero no me puedo quedar con las ganas de salir con ella ¡TU PUEDES CAMPEON!




-que onda leah, ¿esta rico tu cafe?-!idiota!

-hola Santiago, si mucho y eso que saliste temprano.
-si es que estaba con Rochín- miento en realidad te vi sola y quería acompañarte.

-ah, bueno me voy porque tengo que llevar a esmeralda a su casa.

-No, espera.

-¿qué paso?

-este….pues…-(¡vamos campeón, díselo!)- te quería invitar a salir.

-¿sin bolsitas de marihuana?

-JAJA! Sin bolsas de marihuana.

-ok, el viernes pasa por mí a las 9

-Ok-eres un CAMPEON!



Dios alguien esta lloriqueando en el baño, pero con ganas, pobre tal vez la dejo el novio

¡JAJA!

-¿quién está aquí?

-nadie.-vi sus zapatillas de estudiante nerd, solo podía ser una persona

-¿Gala?

-¿Marjorie?

-sal de ahí, que haces lloriqueando.- salió del baño y se balanceo hacia mí con todo el rímel corrido, genial mi blusa blanca se va a manchar.

-Es que….mire…a….

-YA deja de llorar...

-Es que Santiago esta con Leah

-¿donde?

-en la cafetería, ¡están hablando!

-no es para tanto Gala, ni siquiera se soportan

-¿Qué? Pero si se nota a miles de kilómetros que se gustan.

Es cierto siempre lo he sabido, pero Gala me da pena así que mejor no digo nada.

-vamos ya no te bajones por Santiago, está bien feo.

-¡NO! Es que yo lo amo.

-a poco te gustan esos chinos, y esa espalda enorme y esa altura, bueno si esta guapo.

-Vez- cuando dijo esto se soltó a llorar de nuevo, La cague…

-¡YA!

-ok, me pondré bien antes de que se me arruine el maquillaje.

-¿¿MAS??

-¡hay no! ¡Seguro me veo pésimo!

-no, no exageres, ya párate, sécate la cara y vamos a clases….ah por cierto iremos a una tocada el viernes, no sé si Santiago vaya pero igual, ven ¿Qué dices?

-de acuerdo pero mínimo invita a Santiago ya que el destino diga si va o no

- Aja ok- ¿destino? ¿Es en serio? Jajá igual le iba a decir pobre Gala.



Es viernes, no estoy nervioso ni nada…solo que ya no quiero cagarla, aun falta para ir por ella, pero ni siquiera sé a dónde iremos…. ¿playa? ¿Cena? ¿Dios que es lo que espera? ¿O qué es lo que yo espero? Mi celular parpadea…es marjorie

-Santiago, hoy te quiero ver a las 8 y media en el galaxi ya sabes por lo de la tocada y eso.

- lo siento pero esta vez con gusto rechazo tu invitación…

-¿Qué? ¿Es neta? ¿Ahora qué hiciste Santiaguito?

-nada…bueno si, invite de nuevo a leah saldremos hoy

-¿y no me habías contado? De acuerdo solo por eso te perdono, suerte con eso.

Estaciono la camioneta, me bajo y mi padre está parado en la puerta, estorbando el paso, con cara de estar furioso, quiero recordar ahora que hice mal Pero anoche estaba tan mal que ni siquiera me acuerdo que hice bien.

-Santiago sube ahora mismo a tu habitación

-¿por qué? ¿Para qué?

-que te subas ¡YA!

Cuando subo a la habitación…comienzo a recordar con solo el olor a alcohol, tabaco y algo más.

-¿y? ¿Qué quieres que haga?

-¿todavía preguntas? ¿Qué no hueles? ¡! Pura mierda!!

-¿En serio? Pues no huelo nada- ¡MENTIRA! Apesta.

-Quiero que limpies, desafectes, desaparezcas el olor

-¡Ok!- muero por gritarle pero esta vez me pase un poco

-¡Ah! Por cierto si tenias planes, lo siento hoy ¡te quedas!

-¡QUE! –ahora si le grito- ¿estás loco? ¡No me puedes encerrar cada que quieras!

-No, pero si cada que cometas estupideces

-Papa tengo planes con alguien, no de nuevo por favor

-¡DIJE NO!

Cerró la puerta de un golpe y se fue, ¡hay no! De nuevo la cague y lo peor, de nuevo con Leah, ¿qué hago? Se llevo la camioneta no me puedo ir ni aunque quisiera…..le marco, como tarda en contestar.

-Bueno, ¿Leah?

-¿quién eres?

-soy Santiago, es el numero de Leah- que vergüenza me equivoque de numero.

-si ya te la paso-

-¿qué paso Santiago?

-es que no podre salir hoy, mi padre…

-esta bien no te preocupes- me interrumpió antes de que pudiera decirle lo que paso.

-ok, adiós- me colgó antes que yo ¿estará enojada? Claro que si está enojada dejarla plantada dos veces no puede ser lindo para las mujeres, ¡eres un imbécil Santiago!



Pasan las horas y no hago nada solo estoy acostado en mi cama , mirando este estupido mapa de lugares los cuales nunca visitare y mi padre no vuelve , pero esta Uriel su secretario me dirá algo si me salgo, cuando Salí de mi habitación Uriel estaba en el despacho.



-¿a dónde vas Santiago?



-iré a tomar aire fresco.

-por qué no abres tu ventana mejor, no tarda en volver tu padre.- ¡mierda si está aquí para vigilarme! ¿Qué hago? Lo único que se me ocurre es…



-Marjorie, ¿puedes pasar por mi? Estoy en mi casa te espero en la esquina de la calle y te explico.

-sale, llego en 15 minutos.



¿Que se traerá entre manos Santiago?

-Gala me acaba de llamar Santiago, vamos a ir por él.

-¡Claro!

domingo, 17 de octubre de 2010

!corre marjorie, corre2! cap.34

La fiesta estaba a todo lo que da, alcohol y tachas por doquier, era el cumple de Max invitamos a todos y todos asistieron había alcohol para acabar con la ciudad, estábamos bailando, todo está perfecto, ni siquiera importa el mail de Lola, no mucho.

-Marjorie, el Dj te manda esta botella y esta nota- Titán me entrego la botella de vodka absolut y la nota

“En cualquier tentación, no confiéis nunca en vosotros mismos”

-¿quién es el Dj?

-no es hombre, es mujer- mierda una mujer.

-a pues en un rato voy y le doy las gracias.

-está muy guapa.
-jajá gracias titán.- después de un rato pase por un lado del dj y si era una mujer muy sensual de pelo castaño claro y largo bien arreglado y era blanca de mi tono con un rostro fino pero a la vez se notaba su preferencia sexual, estaba bailando con Max cerca de la consola y sentí su mirada voltee y si ahí estaba mirándome alce la botella que llevaba en la mano para que supiera que me llego ella solo sonrió y Max me miro celoso.

-Esta guapa.

-Es mujer.

-nunca has pensado en andar con una mujer.

-¡NO!- eso era mentira si Marian fuera lesbiana yo sería la primera en ser su novia eso lo tenía claro.

Tome tanto que perdí la noción del tiempo y de todo lo demás.

-Max, llévame a mi casa por favor.

-claro, pediré un taxi por qué no podemos manejar así.

-No el carro tiene que irse conmigo.

-¿segura?

-No pero igual me lo llevo.-
Titán saco de su cartera una hoja que decía carro sin multas ni paradas y me lo dio junto con un cigarro por que los mios se habian agotado

-¿qué es esto?

-es para que no te paren los policías, mi padre me lo dio.

-y tu como te vas.

-yo taiga chofer cariño.

-AJAJA cálmate Titán.

Maneje hasta mi casa, Max me acompaño mi madre estaba completamente dormida por que metí el carro y ella no salió.

-¿Te quedas? Igual ya casi amanece.

-está bien.

Subimos a mi habitación mi madre no dio respuesta de estar despierta, me metí a la cama y Max se quedo en la cama improvisada del piso, por supuesto que no dormí solo cerré los ojos cuando salió el sol, en cambio Max se durmió al instante.

-¡MARJORIE!- mi madre pego de grito al entrar en mi habitación, Max se paro todo asustado.

-¿mande mama?

-como que mande, que hace este muchachito aquí.

-ayer era muy noche y no se podía ir-

-señora le aseguro que no paso nada indebido,

-mama no paso nada ya viste el durmió en el piso.

-está bien, bajen a desayunar la señora hortensia ya hiso el desayuno y yo me iré con Felipe.

-suerte mami.

-quiero fuera a este muchachito y que no se repita.

-SI señora-

-si mami.

-Qué vergüenza con tu mama-

-metete a bañar.

-no, ya me voy.- avente a Max a la cama y lo empezó a besar.

-no tú no te vas hasta desayunar, ¡vamos!

Desayunamos tonteando con la comida, hortensia solo me miraba feo, pero no me importa.

-ahora si me voy amor.

-bueno, bye.

-adiós.- me planteo un beso largo

En cuanto se fue subí a la azotea a fumar un porro quería despejar mi mente un poco.

sábado, 16 de octubre de 2010

!corre marjorie, corre! cap.33

-Lola hija, mira, mira


-¡o dios mío!

-apoco no esta hermoso.

-mami, por fin te casaras ¡no lo creo!

-lo acaba de pedir hace rato en el desayuno.

-¡AHAHAH!- los gritos de mi hija y los míos suenan por toda la casa, estamos sentadas en la cama, apenas si hay sol.

-solo que veo algo que no me gusta en todo esto y es que aun no he dejado a Jonathan.

-pues déjalo así de fácil.-

-pues si verdad amantes vienen y van.

-espero no seas tan tonta como para engañar a Enrique tu yo sabemos que el no es un tonto del todo y tiene a ese sexi David que le lleva todo lo que tiene que ver con lo legal y créeme mami él a la primera te deja, seguro te hace firmar un acuerdo

-ya lo hablamos y si abra uno pero tú no te preocupes que me juro que te cuidara como a su propia hija.

-por lo menos vamos a tener la posición que siempre hemos querido

-a mí lo que me preocupa es Jack y Marjorie.

-¿por qué Jack?

-el no me quiere lola y es el mejor amigo de enrique eso significa que puede arruinar todo y la mocosa solo espero que jamás quiera saber de su padre y dinero.

-ahí está el problema mami, ahora que trabajo con Enrique me entero de cosas, resulta que Marjorie le está pidiendo pensión y no es una cantidad pequeña es de veinte mil pesos más aparte la escuela que son como otros veinte al tetra.

-¡QUE! Es niña está loca, para que quiere tanto dinero.

-y eso no es lo peor, enrique acaba de firmar en documento donde acredita que si le dará esa cantidad.

-¡no no! Eso no puede ser.

-se mas lista mami.

-no entiendo.

-fácil, embarázate y eso si te va asegurar el cheque Enrique de por vida.

-ves muchas novelas lola.



Tengo frente a mis ojos a una mujer madura, que esta re buena y no le pide nada a nadie, a una mujer a la que le acabo de hacer el amor y sin embargo solo puedo pensar en una jovencita, de pelo rosa y negro, de labios bien marcados, de piel blanca con las mejillas rosadas ¿Qué te está pasando David?

-Te amo-dijo catalina mientras sonríe- ¿Tu no?

-claro que si te amo.-esto no es verdad, solo estoy acostumbrado a su cuerpo a su olor, ya no la amo pero si la ame ayer.

-¿iras a trabajar?

-cierto, es tardísimo-salgo disparado de la cama a la ducha, echando llave para que mi amor catalina no entre.

Cuando llegue a la oficina ya era demasiado tarde….

-Enrique, buenos días me retrase un poco…-ni siquiera me dejo terminar la frase.

-¡Me caso!...

-¿con Adriana?

-claro mi estimado.

-nombre pues felicidades.- lo único que pienso es en como racionara Marjorie.

-deberías de dar el paso con Catalina

-no, eso es para parejas como ustedes que ya hasta viven juntos y todo.

-por eso mismo te diré algo David, desocupa el departamento de marjorie, lo venderé te lo puedo vender-

-no puedes hacer eso Enrique.

-tú y yo sabemos que ella no volverá.

-Enrique ese lugar tú se lo diste, es justo que ella decida qué hacer con él.

-Ella no lo quiere

-¿hablaste con ella?

-justo hoy, me hablo me dijo que te quiere fuera de ese departamento, ¿Tu sabes por qué?

-no ni idea.- si lo sé es porque me quiere fuera de su vida, ¿es que le pasara lo mismo que a mí?

-te tengo el mejor lugar para vivir, recuerdas el museo de cristal que estábamos construyendo pero el dueño se hecho para atrás.

-Sí.

-le compre la propiedad, dentro de un año me mudo a ese lugar mientras vive ahí.

-¿De verdad?

-claro, quiero que lleves a vivir a catalina contigo.

-no, no, justo ayer ella me pidió lo mismo.

-¿y luego?

-no estoy listo.

-para eso nunca se está listo.

-bueno, bueno yo me voy a trabajar.

-antes que nada llama a Marjorie.

-¿para qué?

-porque es raro que ella no te quiera en su departamento y de pasada le preguntas que hacemos con él.- era claro que no hablaría con ella, primero porque es obvio que no quiere hablar conmigo, ni siquiera me dio las gracias por el regalo y no las esperaba pero me gustaría verla o de perdida hablar con ella

¡Le marco o no le marco! Aaa… no se qué hacer, donde esta pía, Marian e Isabel cuando las ocupo, el teléfono sonó, espero sea alguna de ellas.

-¡Bueno!

-marjorie, ¿qué haremos está noche?

-hola Isabel, pues no se ¿Por qué?

-como que por qué, amiga es el cumpleaños de Max, el tipo con el que te besuqueas.

-¡MIERDA!-

-te marco ya que tengas un plan.

¿Plan? No mames no tengo nada, que le regalo, que le gusta o no y el tan lindo ayer y yo aquí sin saber que era su cumple, iré a su casa con un pastel, pero donde carajos vive.

Tin…tin….el teléfono sonó, -Darío, ocupo tu ayuda-

Después de una hora estaba en la camioneta con Darío, Santiago, Isabel, Pía, Bass y Charlie con un pastel de bubulubu y refrescos, claro en la noche iríamos al mejor antro de la ciudad yo ya tenía mesa y todo el show, era en una colonia normal, sin lujos, nunca había pensado en esto pero Max no tenía dinero era alguien común, su casa era blanca y pequeña, lo único que sabía de él era que vivía con su padre y su madre los había dejado por el vecino, salimos todos de la camioneta y Darío toco la puerta.

-¡Darío! ¡Marjorie!- la cara era de completa sorpresa.

-Feliz cumple amor.- le di un beso en la boca, ¿Amor? Creo que esto de cumplir años me vuelve vulnerable-

-pasen.- su casa era pequeña pero estaba limpia, yo imaginaba un cochinero por eso de vivir puros hombres.

-te trajimos pastel y así ¿estás solo?

-no, por ahí esta mi padre.

-¿no me vas a presentar?-

-Claro, solo que no sé como presentarte.- se agarro la cabeza todo apenado, tenía razón.

-puedes decir que soy tu novia pero solo por hoy-

-eres una lindura-

-lo sé cariño.

-mira ahí está mi padre.- era un señor bajito nada que ver con Max con barba y pelo negro.-

-mira tus amigos te trajeron pastel Maxi.

-si, ven te quiero presentar a alguien, Papa ella es Marjorie, es mi novia- cuando dijo esto último se notaba orgulloso.

-mucho gusto señor.

-mira nomas que bonita novia tienes maxi-

-JAJA, gracias le gustaría comer pastel con nosotros.

-claro, claro.- saco un cigarrillo de su bolsa de la camisa y lo prendió.

-¿me regala uno?- tal vez no sea bueno preguntar esto al papa de tu novio pero se me antojo.

-claro jovencita, toma.- me extendió el encendedor.

-¡FELIZ CUMPLEAÑOS A TI….!-todos.

-Pide un deseo Max- grito Darío desde atrás, Max apago las velitas de una, Isabel partió el pastel y lo sirvió ella siempre tan servicial.

-Max, ¿qué pediste de deseo?

-no te lo puedo decir marjorie.

-¡vamos!

-no porque entonces, no se cumplirá y saldrás corriendo de mi casa.

-¿pediste que nunca me fuera?- mi tono era sarcástico pues esperaba que no fuera eso lo que pidió

-pedí que te dieras cuenta de que esto no es un limbo, si no la realidad y que yo te quiero demasiado.- ¡me mato!-¿No dirás nada?

-no hay mucho que decir a eso o ¿sí?

-no puedes huir todo el tiempo y si lo sigues haciendo yo seguiré corriendo detrás de ti.

-espero no seas uno de esos acosadores.

-tonta.

Después de estar ahí, nos fuimos todos a nuestras casas para poder alistarnos para la noche, yo pasaría por Max ahora que sabia donde vivía me encantaba la idea de poder verlo cada que yo quisiera.

-¡Mama!

-estoy en la terraza, nena.

-hola mama.

-hola nena, como te fue.

-bien, comimos pastel es que fue cumple de un amigo, el que viste ayer en la noche.

-a si está muy guapo.

-si, quieres que te confiese algo pero no dirás nada.

-si, que es.

-es mi pretendiente.-decirle la verdad a mi mama se sentía bien tenia meses que le mentía sobre todo, ella no sabía nada del cigarro o del alcohol o de las fiestas alocadas y menos sobre las drogas.

-vaya, pues qué bien amor, ahora yo te confesare algo.

-¿Qué?

-mañana desayunare con el doctor Felipe.

-O-M-G ¿es una cita?

-sí, eso creo.

-Me alegro mucho mami.

Cuando subo a mi recamara tengo como veinte mil mail, todos sobre la red social excepto uno sin asunto y con un remitente que no está en mis contactos.

-Hola futura hermanita, solo te escribo para invitarte a la boda de enrique y mama es dentro de un mes y medio espero puedas venir muero por ver tu cara cuando los dos digan ¡si acepto! P.D tu amorcito David también está a punto de casarse con Catalina; XOXO.

Las lágrimas brotaron así de la nada, no lo puedo creer mi padre casado, ¡NO! Y con esa prostituta cara, no no, Lola no bromearía con algo así, tiene que ser cierto Y David pues él es solo un lindo recuerdo, le contare a mi madre, no, mejor no.

jueves, 14 de octubre de 2010

Solo un beso. cap.32

-Señorita, despierte ya es hora de ir a la escuela.

-ya voy, no quiero ir a la escuela

-pero mi niña si es 14 de febrero, ¿apoco no tiene un galancito que la quiera?

-deberías ir hacerme el desayuno Hortensia- la verdad no sabía si tenía o no, hoy es viernes así que lo más probable es que lo vea, me pongo lo primero que veo, para bajar desayunar.

-¿Hortensia y mi mama?

-salió temprano, tenía una junta.

-ah.

-pero te dejo esto.-era un vestido hermoso rosado extraple.

-esta hermoso.

El timbre de la puerta sonó, Hortensia salió corriendo.

-señorita, mire lo que le mandaron.

-¿quién lo envía?

-David Mayorquín, es del d.f

-de verdad- le arrebate el paquete de las manos, era pesado la verdad me emociona el hecho de que me mande un regalo y mas este día porque es el día del amor y la amistad, arranco en papel, es una cámara profesional, un momento el no me la pudo haber comprado es demasiado perfecto, seguro papa la envía y como quiere que la reciba puso su nombre… como lo pensaba.

-que no le gusto señorita.

-no sé, pásame el teléfono Hortensia.- el teléfono sonó…

-¿bueno? Contesto mi padre del otro lado del teléfono.-

-crees que te voy a recibir el regalo, solo porque le pones el nombre de otra persona, pues no señor enrique, aparte no esta tan padre

-¿marjorie de que me hablas?

-del regalo que me mandaste

- yo no te envié nada, pero qué bueno que llamas quiero hablar contigo sobre la demanda…..ti…ti...ti.

Colgué el teléfono, entonces David si mando el regalo ¡AHAHAHHA! ¿Qué quiere decir este regalo? ¿Le marco o no le marco? No no que nervios, Hortensia solo me miraba con curiosidad y es que tengo una sonrisa de estúpida ya me hiso el día.

Llegando a la escuela me recibieron con chocolates, globos y esas cosas cursis que no sirven de nada…

-¿Qué vamos hacer en la noche?- le pregunte a Isabel-

-es la cena de caridad, iremos todos ¿vienes?

-mi madre y mi abuelo irán a esa cena, ¿tan divertido va estar?

-no importa, solo cenamos y nos vamos por ahí.

-¿y que no saldrás con Darío?

-no creo que quiera ir a esa cena y no creo que Bianca me deje llevarlo, ¿y tú qué onda con Max?

-pues nada no creo verlo hoy.

-¿vaya tan informal es el asunto?

-ni siquiera saben de él en mi casa.

La escuela se fue rápido, para cuando llegue a casa, Hortensia ya se iba, comeré sola de nuevo mi madre nunca viene.

Del otro lado del país.

-hoy me hablo marjorie, a reclamarme sobre un paquete que según ella yo envié.

-¿a si?- por supuesto que habla de mi regalo le habrá gustado.

-yo no le envié nada David eso se me hiso raro.

-a la mejor Jack le envió algo enrique.-

-no lo creo, por cierto si no tienes planes con tu novia cenaremos en el restaurant valkiria, invitare a Jack y Amelia, se que somos viejos para ti, pero igual y quieres venir.

-claro enrique gracias, bueno iré a meter la documentación.- tengo que encontrar a Jack antes que enrique y decirle que mienta y diga que si mando el paquete, si enrique se entera de que yo hice este regalo me corre por lo menos.-¿Marlene no ha llamado nadie?

-no solo la hija de enrique.

-ah… ¿sabes donde esta Jack?

-abajo

-gracias. Salí corriendo del edificio ahí esta Jack limpiando el carro.- ¡JACK!

-joven, que paso.

-enrique te busca, y quiero pedirte un favor.-le conté lo que pasaba con lujo de detalle.

-esta bueno yo le hago el favor solo si me comunica con mi niña.

-quieres hablar con ella.

-sí, yo no me atrevo a pedirle el numero a enrique pero, se que tu lo tienes.

-está bien en la noche le llamamos.

-gracias joven

-nombre a ti.



La cena de caridad se hacía cada año en san Valentín y cada año mi familia iba junto con las familias de dinero de la ciudad claro casi todas las familias de mi escuela asistían junto con algún famoso de mi ciudad y así, el show era para los niños sin hogar. Cenamos y había una música súper aburrida, mi abuelo platicaba con amigos y mi madre también obvio Isabel y Marian estaban ahí, había invitado a Pía pero no pudo ir, saldría con su galán lo único es que no se con cuál de los dos.

-marjorie- mi abuelo me llama

-mande abuelo.

-¿conoces a Daniel Bustamante?

-sí, ¿Por qué?

-porque quiero presentarte a su padre.

-mucho gusto,

-mucho gusto.

-el es un buen partido para ti

-a mi me encantaría que nuestras familias se unieran Diletto.

-a mi mas…-de nuevo el abuelo hablando sobre familias, dinero, posición y esas cosas, si supiera que salgo con un joven normal, sin dinero, ni una familia poderosa.


Marian, Leo y Rodrigo

Como siempre acabo de discutir con Leo, mi familia lo ama, pero a veces es un imbécil, ni siquiera me quiso pedir una bebida.

-¡Mesero!-pero cuando volteo para atenderme, era Rodrigo.

-si señorita-

-este….tráeme un whisky, por favor.

-tráele un vaso con agua.- Leo se dirigió al Rodrigo como siempre decidiendo por mi

-¡no! Un whisky

-en un momento.

-¿contigo siempre será lo mismo? ¿Yo decido que tomar, ok?

-no me grites, aquí.

-me tienes hasta la madre.- me pare y me salí hacia el baño, marque el celular de Rodrigo…pi...pi.

-¿qué paso Marian?

-¿puedes venir al baño?

-nena estoy chambeando.

-por favor ¡CARAJO!

-tranquila, voy en este momento.

Al segundo llego, tuvimos sexo ahí mismo en el baño atrancando la puerta y dejando de lado a mi novio que era un pendejo, dejando de lado a mi madre, dejando de lado todo, después del sexo me fui con el resto de mis amigos sin Rodrigo y sin leo.



Leah y Santiago

-ya vengo hija.-mi padre dijo al mismo tiempo que salía detrás de una mujer.

-¿a dónde vas?

-te presentare a alguien, espera.-Santiago esta aquí con todos sus amigos ni siquiera lo he saludado no es necesario él ni siquiera me voltio a ver ni yo lo hubiera visto, pero mi padre me comento algo sobre su familia así que obvio lo vi.

-Leah, hija mira te presento a carolina Espinoza es mi pareja.

-Hola Leah.- no puede ser esto no me está pasando, ¡dios!

-¿estás mal de la cabeza o que papa?

-hija, por favor.

-¡no papa, por favor tu!

-yo me retiro amor, te dejo para que hables con ella.

-¡No! La que se va soy yo.

No aguanto los tacones, me retumba la cabeza, no puedo creer que mi padre escoja este momento para decirme, solo me quiero ir, tendré que buscar un taxi, no sé donde se quedaron mis amigos, esmeralda fue al baño y no volvió seguro se quedo con su novio y yo aquí sola en la noche

-¡LEAH! ¡Párate w!- Santiago paro la camioneta donde iba, solo esto me faltaba.

-¿Qué?

-¿a dónde vas?

-a mi casa Santiago.

-¿quién te lleva?

-nadie, me iré en taxi.- no quiero llorar, no, no.

-¿paso algo?

-¡nada, DÉJAME!-las lagrimas no se contuvieron, salieron sin hacer caso, Santiago me miro extrañado como si nunca hubiera visto llorar a alguien.

-ven, te llevo súbete.

-gracias- eso era mejor que ser violada por un taxista.-

Sus amigos iban en la camioneta, pero no va marjorie, rayos fuera de ella no conozco a nadie.

-Santiago mira al frente de esa tipa- dijo uno de sus amigos, Darío.

-¡A la madre!-grito Santiago al ver la frente y la muchacha claro que voltio apenado, todos empezaron a voltear a ver la frente

-¡VERGA!-dios esa palabra, la chica arranco como loca y todos se reían de ella, que incomodo.

-a mi no me da risa- dije

-Santiago a tu novia no le da risa la frente de bocho.

-idiotas, dije por lo bajo.

Santiago era como sus amigos encajaba perfecto ahí a pesar de tener mucho dinero encajaba con ese tipo de gente y yo en cambio no.

-quieres venir con nosotros o te dejo en casa.- tal vez sea tiempo de arriesgarme he irme con él,
-me quedo contigo.- me gusta, ay algo en el que me gusta
cuando llegamos al antro me la pase bailando con el y si tarde un rato en darme cuenta de que sus amigos no eran tan idiotas igual no era mi estilo pero santiago tenia algo mas..!



Isabel y Darío.

-perdón por no dejar que fueras a la cena.

-ni te preocupes, por mi mejor esos lugares me deprimen.

-¿seguro?

-seguro, aparte ahora vamos a pasarla bien en algún antro o donde sea pero estas conmigo.

-te quiero.

-yo más y mira- saco de su bolsa una cajita con un collar con forma de reloj de arena.

-esta hermoso.

-el tiempo es lo mejor que tenemos, claro después del amor.-me beso como nunca y como siempre, estoy perdidamente enamorada.



Marjorie y Max

¡Ya me quiero ir de aquí!...tin…tin…mi celular sonó, era Max

-marjorie, puedes salir de esa cena.

-¿Dónde estás?

-afuera.

-ok voy en un momento.- colgué el teléfono

-¿quién era hija?

-eran unos amigos, ¿puedo irme con ellos?

-está bien pero llegas temprano a la casa.

-sale, adiós abuelo.

Cuando Salí estaba Max recargado en un carro esperándome, era la primera vez que lo veía bien vestido.

-¿y eso que viniste por mi?

-es día del amor.

-y la amistad-corregí.

-si eso también, vamos te tengo una sorpresa.

-¿A dónde vamos?

-a comer un postre.-lo abrace, era lindo saber que alguien me quería que no estaba sola.

-¡MARJORIE!-mi madre me grito desde la explanada, en ese momento quise desaparecer a Max.

-mama- Max estaba colorado.

-hija apenas si te alcanzo, se te olvido tu cámara en la mesa.

-gracias.

-¿y el quién es?-Max puso cara de asustado y no dijo nada.

-Max, mucho gusto.

-Elizabeth Diletto, la madre de esta joven.-mi madre era alta con su pelo castaño corto, era guapa, cirugías dos pero para su edad estaba rebien, yo no me parecía en nada a ella, con mi pelo negro, rebelde mi fina cara y cuerpo delgado y ¿alta? No lo sé.

-bueno mami, ya me iba.

-¿en qué te vas?

-mis amigos nos dejaron, así que en taxi

-para nada agarra el chofer de tu abuelo, pero te quiero temprano, te cuidas amor.

-un placer señora.

-adiós jovencito, se cuidan.

Subimos al carro y Max le dio la dirección, unos minutos después el carro aparco en un edificio viejísimo estábamos en el centro, Max abrió la puerta con llaves y todo, la casa no tenía la mitad del techo y tenía en el centro de esta una mesa con velas y luces decorando, era muy lindo todo estar aquí me hace sentir pena por no poder corresponder a todo esto.

-¡wow!

-¿te gusta? Yo mismo lo hice.

-nada mal, para un tipo duro como tu.-

Nos sentamos a la mesa, empezamos a platicar sobre cosas sin sentido y babosadas, Max había preparado panecillos de chocolate con nieve.

-préstame tu cámara, te tomare una foto.

-toma, mejor tomate una conmigo.

-esta no es la misma que llevabas contigo el otro día, esta se ve más pro.

-es que esta es profesional, seguro salimos bien guapos, que conste que no la he estrenado.

-haber como salimos.

-obvio yo bien y tu feo, ¡jajá!- donde estará David en este momento, seguro con su novia, en alguna cena rica, no lo podía evitar estaba enloquecida por él, pero hoy se que el amor no existe no entre dos personas que están lejos y David y yo estamos destinados a estar lejos.

-¿estás bien? De una te quedaste callada.

-si, es que estaba pensado en todo este rollo del amor y la amistad.

-si te reconforta saber, jamás había hecho una cursilería como esta.

-¡jajá! ¿Y qué es lo que hacías con tus otras novias?

-lo que espero hacer contigo cuando estés lista.

-aaaaaaaa…….- habla sobre el sexo, no yo aun no estoy preparada.

-se que no me importa, ¿pero alguna vez has estado con alguien?- mis ojos se abrieron mas, emboce una sonrisa como diciendo ay tonto claro, yo y el sexo somos uno mismo.

-tienes razón maxi, eso no te importa-dije al mismo tiempo que lo besaba.-ahora vamos a casa.



David y Catalina

-amor no puedo creer que no hayas preparado nada para este día.

-Catalina no le podía negar la invitación a enrique

-está bien eso lo entiendo, pero ¿y mi regalo?

-no tuve tiempo, perdona ¿Si?

-solo con la condición de que me hagas el amor como nunca y que te vengas ya a vivir conmigo.

-te cumpliré solo una.-tome a catalina por la cintura y me la lleve a su cama empezamos a tirar la ropa por todos lados pero la verdad es que no dejo de pensar en ella y eso que fue solo un beso imagino que pasaría si pudiéramos ser algo más que solo un beso.

lunes, 11 de octubre de 2010

la unica excepción cap.31

-se supone que íbamos a salir y me dejaste plantada.


-Leah lo siento de verdad.

-no hay problema pero me hubiera hablado.

-es que me encontraron una bolsa de mota y pues se me armo y así.

-claro.

Diablos mi única oportunidad y el cague por completo, ya ni me atrevo a verla de nuevo.

-que paso Santiago, ¿cómo te fue en tu cita ayer?

-no fui.

-¡QUE!

-no fui porque mi jefe se encabrono conmigo.

-que mal plan.

- y a ti como te fue en el bar.

-en cuanto llegue me fui.

-¿y eso?

-pues ya ves, espérame iré al baño

En cuanto entre me lave las manos, estoy destruida eso de ir de fiesta entre semanas no me sienta bien, la tipa que acaba de entrar me mira de forma rara. Salgo del baño Santiago me está esperando

-Marjorie viste a la tipa que entro

-¿si que tiene?

-anda detrás de ti.

-¡EH!

-ayer le dijo a Titán que le gustabas se llama victoria corona.

-vaya nombre-

-¡sh!, ahí viene

Era una chava toda perforada con unos jeans pegados y blusa negra tenía el pelo azul, esta bonita pero jamás he pensado en esta situación.

-está bien.-cuando dije esto Santiago me fulmino, Danny y ben están discutiendo en la parte trasera de la escuela se ve desde la puerta del baño.

-que les habrá pasado.

-solo discuten.

-pero están madreados los dos.

-w es neta-Danny venia echo furia-

-Danny que onda. Santiago lo miro- ¿Qué te paso?

-¿Danny te que paso?-

- no me paso nada una pelea en el bar.-

-por eso ayer no te vi.

-sí, me voy a clase, ya entramos.

-vamos Santiago.

-espera, te voy a dar algo que me mando Darío con Isabel

-¿qué es?-Santiago saco de su mochila un jarabe para la tos.- tómatelo, si quieres.

Estuvimos charlando sobre los efecto, después de esto lo tome todo, camino al salón no sentía nada extraordinario a la media hora de ingles empezó el desmadre, mire el pizarrón y las letras se hundieron, estaba un poco mareada me siento como en un barco, un poco de dolor de cabeza, la teacher hablar lento……

-señorita Havok la clase término-me he quedado dormida.

-perdone señorita cata-

-que no se repita y tiene tarea act. 11

-si-Santiago estaba esperando sentado en la biblioteca.- ¿Qué haces aquí?

-nada, como te fue con el jarabe, yo me quede dormido pero viajando.

-JAJA, igual yo.

-mira quien viene ahí.-es Marian claro de seguro viene hablar de lo de ayer, o mejor aún no lo recuerda y solo vino para irnos juntas a la comida en su casa como siempre.

-Santiago, hola-saluda a Santiago y después a mí.

-marjorie, podemos hablar.

-si-Santiago se va.

-lo que paso ayer…yo...

-no paso nada, está todo bien.

-es que no sé que me paso, yo no soy así.

-lose y no te preocupes todo va bien.

-no, es que de verdad no sé que me está pasando siento que cambio cada vez mas y siento que nos alejamos.

-ayer mencionaste algo así.

-si lose sobre Max, mira el me cae bien y todo pero me dan celos.

-¿Celos? Marian tu y yo solo somos amigas

-las mejores

-sí y si a esas vamos pues yo me pongo celosa de Leo y del tal Rodrigo.

-yo no sé lo que siento por ellos.

-igual yo no sé que siento por Max

-por lo menos no le pones el cuerno como yo.

-JAJA por que no he tenido con quien, es que a ti te llueven hombres pues.-

-vamos a comer pues, Isabel esta en el carro.

¿Le seria infiel a Max? Ni siquiera sé si lo quiero, lo amo o que, no sé nada, soy una mierda, mi teléfono suena-

-¿no vas a contestar?-pregunto Marian

-No…no conozco el número.- si lo conocía era mi padre buscándome, después de lo que paso en México no quiero saber nada de hombres, al menos que sean para pasar el rato, pero David, tu eres la excepción

Ya le hable con marjorie y eso me pone mejor ahora solo abra que ver si ella comenta algo a las demás o no, entro a la casa con el resto de las chicas.

-¡MAMI!-mi madre no contesta.

-creo que no está- No si esta algo ocurre aquí, sabes cuándo sientes que algo no anda bien y tienes razón pues eso siento, me asomo por la ventana, lo sabia esta su camioneta de limpieza de piscinas, está aquí.

-sí, si esta suban a mi habitación ahora voy.-cuando todas subían detuve a marjorie, no quería ver esto sola.

-¿qué pasa?

-acompañame.-Sali al jardín, antes de entrar a la bodega me detuve junto con marjorie.

-¿Estás loco? Es mi hija.

-señora, yo la quiero.

-NO… tienes prohibido verla.

-lo siento pero hasta que ella quiera.

-no, no, no, no la vuelves a ver, escúchame bien yo te mato si te veo con ella.

-¿Por qué mama?-me anime a salir ni yo lo puedo creer.

-¡hija!- Rodrigo no decía nada, y así es mejor.

-¿no quieres que lo vea porque tu lo amas?

-eso no es verdad.

-no, no lo es-dijo Rodrigo

-no lo vuelves a ver Marian, ¡JAMAS!

-eres una anciana-dicho esto me aleje de la bodega junto con marjorie, me quiero ir.

-¿a dónde vas?

-quiero estar sola, por favor.

-ok, pero no hagas locuras.

-Gracias- el carro arranco a toda velocidad, no sé qué pasa, no sé nada, soy una mierda…

martes, 5 de octubre de 2010

noche de locas cap.30

-¡Ben...! Déjenlo idiotas- solté un golpe directo al ojo


-¡MARICAS!- grito un hombre, creo reconocer la voz, me golpearon el brazo, ¿donde está ben?

-¡Danny!-oigo a ben gritarme pero no lo veo, me voy a golpes son 3 contra mí, aun no veo a ben está muy obscuro, siento el labio húmedo es sangre, de una alguien me jala para sostenerme y sacarme del bar, es Ben.

-¿Danny, estas bien?

-Ben, mira como estas todo golpeado.

-eran demasiados para nosotros.

-¿Quiénes era Ben?

-Mi hermano.

-¡que mierda!-empecé a luchar para que me soltara y me dejara entrar de nuevo al bar-

-por favor déjalo así.

-Isabel.-grito tan fuerte, que todos voltean, ahí está marjorie del otro lado de la acera bajando de su carro con Dario

 
-dios, ¿Danny que te paso? O ben, creo que tienen que ir al hospital, ve estas todo golpeado.

-Ey que te pasó amigo.- pregunto Darío

-una pelea.

-¡WOW! ¿Ganaste?

-¡Sí!-dijo ben-¡No!-grito Danny al tiempo.

-quieres entrar de nuevo, puedo ir contigo, seguro le partimos la madre.

-¡Max!-a Isabel no le gustan las peleas, cree que son estúpidas igual yo pero ese imbécil que ben tiene por hermano

-Ben, esto tiene que parar, el no puede hacer contigo lo que quiera solo por ser tu hermano.

-¿que tu hermano les hiso esto?-Isabel había comenzado con su interrogatorio-¿Qué le pasa? ¿Ben, se lo permitiste?-

-si, Ben se lo permitiste.

-Basta Danny, sabes que paso ahí dentro, el iba detrás de ti con otros 5 amigos yo solo lo detuve, no quería que te hiciera daño menos que te siguiera al baño donde nadie te iba a poder ver, te hubiera podido matar-

Que mierda Ben tiene razón su hermano no tiene escrúpulos me pudo haber matado a golpes 5 entre uno, no ganaría jamás.

-no ocupo que me ayudes.- estaba molesto no entendía a Ben

-¡ok! Adiós Isabel, Darío- Ben agarro camino hacia los taxi y se subió a uno, sin dejarme decir más y sin decirme adiós

-¿no iras a seguirlo?-pregunto Isabel

-no, iré a la cruz roja a que me pongan puntos.

-te llevo Danny, igual no quería entrar al bar.

-vamos-dijo Darío

Casi no pelo con Ben, y cuando lo hago siempre la discusión es por lo mismo mi familia, pero nunca hablamos de la suya, su hermano cada que lo veo lo agrede sin importarle lugar ni día ni nada, tenemos que denunciar

lo, siempre lo he dicho pero él no quiere.

-Isabel, podemos llegar a la policía.

-levantaras denuncia.

-sí, creo que se lo merece- estoy seguro de que lo merece, pero no sé como lo tomara Ben.

Estoy más que ebria ya no se de mi, solo bailo y bailo, la música esta a toda madre estoy bailando con un tipo, me siento bien Danny estaba un segundo aquí, pero no sé donde estoy, la mano del hombre se mete bajo mi falda, se siente bien es Rodrigo creo.


-Ey déjala-Marjorie acaba de llegar donde yo estaba y la mano que me tenía tomada por la pierna me suelta, no era Rodrigo era un desconocido

-¿Marian estas bien?

-que te importa cariño

-estas ebria vámonos de aquí.-

-¡No! ¿Dónde dejaste a tu noviecito?

-Max no vino.

-al fin te deja, sabes lo odio.

Si lo odiaba me quitaba a marjorie, ahora siempre estaba con él no es justo.

-vamos.-marjorie me tomo por la cintura y me arrastro hasta la camioneta- tu mama te va matar.

-no están se fueron de viaje.

-por eso te pones ebria-


-No- lo hago porque Rodrigo no me quiere a mí, ni marjorie ni nadie-¿Me quieres?

-¿así de borracha?-llegamos a un alto-

-si así de borracha- me acerco a marjorie, ni siquiera me mira.

-no.

-quiéreme marjorie.-no hablo hasta que llegamos a mi casa y me ayudo a bajar.

-ven te subiré a tu cuarto.- me coloco en la cama estaba ebria pero sé lo que hago.

-ayúdame a ponerme la pijama.

Me quito la blusa y el sostén para ponerme una blusa nueva, estoy tan cerca de su boca.

-¿qué haces?-La beso no lo puedo evitar, ella solo se queda quieta…-me tengo que ir.

-¡No!

-buenas noches Marian.-que idiota soy y si después de esto ella ni me habla abre perdido a mi mejor amiga

Esta fue una noche loca, ahora no se que siento no se qué hago no sé nada… de nuevo vuelvo a dormir en la tina de baño

lunes, 4 de octubre de 2010

el arte de viajar sin desaparecer.cap.29

El timbre sonó, mi madre esta a una hora de llegar no puede ser ella.


-¿Santiago?

-sí, ponte ropa decente y vámonos.

-¿a dónde?

-a casa de Bastian.

-mi mama no esta

-y eso que dile que te vas conmigo, ella me ama.

-¿quien más va?

-titan, edd, Darío, claro Bastian y yo-

-vamos pues.- tome lo primero que vi en mi closet y dinero claro mi celular y vámonos



Y si vaya sorpresa cuando lleguemos al carro Santiago me puso un papel en mi boca, Sabia amargo edd, Darío, Bastian, Santiago y yo; edd nos venía diciendo que todo dependía del estado de ánimo por lo visto el venia encantado creo que eso contagio a todos después de todo era la primera vez que usaríamos algo así. Para cuando llegamos a la casa en el jardín había música toda tranquila, había agua y todo listo sobre el césped había cojines, Bastian vivía solo sus padres Vivian en Guadalajara o algo así.
Pude sentir un poco de nauseas después de eso todo fue como una película, las luces de la televisión eran tan molestas y el sol también podía escuchar cualquier zumbido, Santiago jugaba con una aplicación de imágenes móviles cuando jugué con ellas mire las luces y movimientos en cualquier lugar, de una caí en el césped pero eso no se sentía como caer el hierba si no como caer en agua en una gran piscina así me sentí,-¡SPLASH...! Podía sentir el agua en mis manos. Se sentía como estar soñando, pero tenía claro que estaba en casa de Bastian, el arte de viajar sin desaparecer.

Estaba en el baño, no podía creer que la persona del espejo fuera yo estaba tan distinta, mi pupila estaba dilatada, estoy soñando, no lo estoy y lo sé porque mi celular está sonando, tengo claro que es mi padre

Estaba tendido en el jardín miraba girasoles, enormes, como los que tenía mi madre en el jardín, camino hacia ellos ahí la puedo ver a lo lejos, porque no avanzo, es que no es la realidad.

Cada que suelto humo miro formas siento mis ojos caer, escucho todo a velocidad….todos se miran tan rápido como líneas de luz y el Cielo se ve tan diferente, es de noche, no sé cuánto tiempo llego viajando

Marjorie y yo estamos jugando con las luces del suelo lucen tan divertidas es un poco bobo, pero el efecto de mi ya amiga LSD aun no disminuye

-Darío, ya está muy obscuro ya me quiero ir a mi casa.

-marjorie apenas si empezamos

-y si nos vamos.

-a donde no se a donde sea-la verdad es que ya me dio claustrofobia

Salimos y tomamos la camioneta cuando la encendimos, toda la manada se dejo venir.

-¿a dónde van?-pregunto Santiago.

-vamos súbanse.

Todos estamos a bordo no sé ni siquiera a donde voy, todos estamos bien puestos por que algunos volvieron a comer lsd.
-¡Para!- titán grito casi choco-Me quiero bajar aquí.

Era una calle sola, con faroles apenas si habíamos dado la vuelta a la manzana.

Todos nos acostamos en el cemento frio, durante un rato hasta que cada quien se fue a su casa claro todos llevamos a marjorie.

-hija, ¿dónde has estado?

-en casa de Santiago

-es muy tarde.

-mami, te deje un nota.

-sí pero no me llamas.

-ay pues perdón, ya me voy a dormir.-la neta es que apenas te entiendo.

-hable con tu padre.

-¡AH...!- como lo odio.

-buenas noches.

-ya no sé si son buenas.

No puedo dormir, el efecto se está pasando pero aun no puedo dormir, me metí a la tina, hasta quedar dormida y como sea desperté en mi cama desnuda y por la tarde tenia un bajon horrible, me sentia mal sin animos, edd menciono que podiamos sufri de una depresion despues del consumo.